1/3

Sigue la lucha para despenalizar el aborto

01/04/2019

El Sie7e de Chiapas

Tuxtla.- Hace casi un año, Karen Dianne Padilla se registró como candidata independiente para tener un lugar en el Congreso del Estado, pero no ganó. Hoy, continuando como activista por loa derechos de las mujeres, señala que las denuncias no acaban y los problemas siguen sin ser atendidos. 

 

“México es paradigmático en cuanto a violencia contra la mujer, violencia sexual, feminicidio, matrimonio infantil, embarazo adolescente, hay reacciones al avance de las mujeres, resistencia del sistema patriarcal donde los hombres tienen la autoridad de casi todo y nosotras somos más relevantes y no seguimos en las cocinas, como les gustaría”, señaló. 

 

La integrante de la Campaña Estatal por el Derecho al Aborto Seguro, Legal y Gratuito, señaló que cada vez somos más radicales y alzamos la voz con más contundencia, por lo que siguen actuando en temas tan controversiales como el aborto, el primer paso es despenalizarlo para que después sea legal, esa es la diferencia. 

 

 El único antecedente es la Ciudad de México, donde hay una resolución de la Corte que dice que el embrión hasta las 12 semanas no tiene consideración moral y la mujer o madre puede decidir qué hacer, desafortunadamente cada estado tiene su Constitución y cada estado decide sobre este y muchos temas. 

 

“La Ciudad de México ha sido un laboratorio de ciudadanía por leyes como esta, la del matrimonio igualitario, la identidad de género, nosotros por ser provincia, por feo que se escuche, y debido al rezago sobre todo educativo, aquí todo es por amparo o peleándote con las autoridades, es tremendo que solo en la CDMX se nos reconozca como ciudadanas y en otros estados se nos criminalice”.

 

Hablar de un aborto clandestino no significa que sea peligroso, solo en ciertos escenarios, pues aunque es ilegal se puede hacer de manera segura, con información  y como debe ser, pero no todas tienen acceso a internet o cuentan con alguien que las acompañe en este proceso, y en muchos casos son menores de edad. 

 

“Se nos culpa de promover el aborto, pero lo que queremos es que haya educación sin prejuicios sobre su cuerpo, no solo enseñar a reproducirse sino que hay muchos temas a tratar, así como queremos mayor cobertura en métodos anticonceptivos, pues en muchos estados como Chiapas no se cubre la demanda, hay más necesidad de los métodos que ponen al alcance, si pides te dan dos condones, si pides pastillas no te garantizan todo el año, son vacíos que se llenan con prejuicios e información no científica”. 

 Nos hace falta avanzar 

Karen señala que estos temas nunca les habían incumbido a los hombres, pues eran femeninos y no eran objeto de debate público, porque es una función de mujeres que no debe estar regulada, si bien es válido tener opiniones, no lo es el querer imponer una idea a todas las demás. 

 

“El patriarcado de las comunidades indígenas es más duro que el de mujeres en las ciudades, ellas no tienen la personalidad ni representación más que en actividades del hogar, bordado, en su espacio, pero siguen sin participación política”, señaló. 

 

Asimismo, en el Congreso los temas de mujeres son marginados a pesar de ser mayoría, pues es distinto que la diputadas usen su espacio para transformar las cosas, en cambio, no son empáticas, ya que en muchos casos solo fueron elegidas por los partidos, y los diputados piensan que hablar de estos temas tendrá un costo político. 

 

La Campaña realizó un foro sobre el tema del aborto en el que invitaron a 25 diputadas y solo llegaron tres, ante lo cual se sienten hartas de no ser tomadas en cuenta “por la buena” y han recurrido a acciones más extremas, que llegan cuando te hartas de que no te hagan caso. 

En Suecia, señaló, el aborto es legal hasta las 18 semanas de gestación, en otros países hasta 24 semanas, en Rusia llevan 100 años decidiendo las mujeres, por lo que siendo muy optimistas, en Chiapas sería un gran logro despenalizarlo y legalizarlo hasta las 12 semanas. 

 

“Luego hay mujeres que los tienen y los abandonan, incluso la Corte Interamericana dice que obligar a una mujer a tener un embarazo es tortura, es una violación de estado tener algo que no deseas, y peor por miedo a abortar, ni otros ni la iglesia deben decidir por nosotras”. 

 

La activista considera que el tema es un tabú, pues muchas mujeres lo han hecho y no lo dicen porque es vergonzoso, o guardan silencio debido a la presión social, por eso es importante cambiar la percepción del tema antes que las leyes, pues nuestro país tiene 80 años de retraso en muchas cosas, quieren ir por partes pero todo es urgente.  

 

Padilla considera que teniendo el delito de aborto en el Código, se convierte a la mujeres en criminales, y una mujer que no quiere ser madre busca muchas formas para no serlo; mientras el cuerpo de la mujer está confiscado por el Estado, ningún proceso biológico de los hombres está en las leyes. “No seamos ilusas, esto sigue pasando aunque esté prohibido, solo haces que sea más peligroso y nos vuelven criminales, cuando la maternidad no debe ser un castigo”, dijo. 

 

Mecanismos engorrosos 

“Cuando tienes una propuesta te ponen trabas de los tiempos y procesos, y hay gente que en tres días reforma la ley, para nosotras la ley no funciona con rapidez y para otros si, depende del capricho de una persona poderosa, por ejemplo otros temas como la  Ley de Maltrato Animal lleva congelada desde hace dos sexenios, hay temas de los que no hablan si no representa un beneficio para los legisladores”, destacó. 

 

 

En temas de abuso sexual, destacó que la Norma 046 marca el protocolo ante abuso sexual, es decir, que antes de ir al Ministerio Público, la víctima puede ir al hospital para que le den un anticonceptivo de emergencia y antirretrovirales en caso de poder contagiarse de una enfermedad venérea, además, contar con una red de apoyo es básico y evitar la revictimización, que nos hace dar vueltas, nos suprime esperando si habrá o no justicia, pues desafortunadamente vivimos en una cultura de violación y pederastas. 

 

“Vivimos en desventaja ante los hombres, pues no se aplican los mecanismos, están en letra muerta y ponen a gente que no tiene la formación para darles seguimiento y se reproduce más de lo mismo, solo se empodera a las mujeres de las familias poderosas”, dijo. 

 

Además, apuntó que las redes son el reflejo de nuestra sociedad, en la que se degrada el valor de la vida y hay más crueldad que antes, cada vez nos parece menos impactante la sangre, por ejemplo, la película de La Naranja Mecánica en los 70s era prohibida y hoy da risa, pues se han ensanchado los límites de lo que podemos soportar. 

 

La Campaña seguirá saliendo el 28 de cada mes a hacer alguna actividad, esta vez colocaron pañuelos verdes en estatuas, algo que se ha replicado en toda la República para bajar la discusión a la sociedad y que se avance en materia de derechos de la mujer. 

 

 

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload

El consumo de contenidos de entretenimiento en tiempos de COVID-19

May 25, 2020

1/12
Please reload

Entradas recientes
Please reload

Podcasts
Editable.jpg
Please reload