Ahora sí, estamos en cuenta regresiva

25/01/2020

El Sie7e de Chiapas

 

 

Tuxtla.- Conforme van pasando las semanas, va creciendo mi emoción por conocer a Elisa y mi sorpresa de que el tiempo se haya pasado tan rápido... ¡ocho meses! Ya solo faltan unas semanas para tenerla entre mis brazos, para ver su cara, agarrar su mano... muchas gracias a quienes me siguen semana a semana en esta aventura, y han compartido conmigo la aventura de ser mamá. 

 

En estas 32 semanas y 228 días, he ido sintiendo poco a poco cómo Elisa se hace presente... no puedo decir que he sentido cómo crece, porque sería exagerar, y porque su presencia ha sido gradual pero a la vez repentina... no sé si me explico. 

 

 Es decir, no es como que fui sintiendo sus movimientos poco a poco, sino que pasé de no sentir nada a sentir algo, que parecía una burbuja de aire, ese movimiento era ella y fue aumentando de intensidad y frecuencia, hoy, si tengo mi mano sobre la panza y ella empuja, se ve cómo brinca mi mano. 

 

Aunque me sigue dando mucho sueño, ya es más difícil dormir... no he llegado al punto de sentirme incómoda o pesada, pero entre la acidez, los ronquidos de Rodrigo y estar pensando en el nacimiento y en lo poco que falta, se me espanta el sueño y me cuesta conciliarlo. 

 

Creo que empezaré a probar con la almohada de embarazo, la grandota que te pones entre las rodillas y te ayuda a soportar el peso, a ver si me acomodo mejor, también intentaré con aromaterapia, y definitivamente tengo que empezar a hacer más actividad física. 

 

Antes, me agitaba cuando comía mucho o llegaba al piso 18, hoy basta con emocionarme para que se me vaya el aire, pero sé que debo empezar a hacer más actividad física, como preparación para el momento del parto. 

 

 

Ahora que estoy a tres semanas de irme de incapacidad, pienso caminar aunque sea alrededor de la cuadra con Mika para mantenerme activa, y hacer algunos ejercicios prenatales que he visto en línea aquí en casa, también va siendo hora de lavar toda la ropa de Elisa, sus sábanas, y de preparar la pañalera para cuando quiera nacer. 

Sigo optando por un parto natural, aún no he ido a consulta y no sabemos si ya se desenredó, espero que si... de lo contrario, ya me tendré que mentalizar a que sea cesárea, y la verdad es que no me importaría, con tal de que nazca bien y que sufra lo menos posible. 

 

Tampoco me he hinchado de los pies o de ningún otro lado, eso es bueno porque reduce las posibilidades de preclampsia, tampoco he tenido zumbido de oídos o mareos, solo la agitación y falta de aire cuando hago algo muy rápido o camino tramamos muy largos. 

 

No crean que no asusta ver que cada vez que me subo a la báscula peso al menos medio kilo más... pero es la bebé, realmente mi cuerpo no se ve más grande de otra parte que no sea la panza, y me dijeron que en estas semanas irá creciendo muy rápido. 

 

Siento como que ya la tuviera librada, llegar a estas alturas sin ninguna complicación o molestia mayor, la verdad es que he tenido un embarazo muy noble y no le he sufrido tanto como me han contado, al menos no hasta ahora, por eso espero que Elisa nazca bien y sea una bebé muy tranquila, que sienta todo el amor con el que la estamos esperando... por cierto, su abuelita ya le compró un mameluco de 0 meses, para que la saquemos del hospital... ya tiene su primer outfit oficial. 

 

 

 

 

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload

Please reload

Exigen mayor esfuerzo para combatir el tráfico de vida silvestre

February 20, 2020

1/12
Please reload

Entradas recientes
Please reload

Podcasts.jpg
Editable.jpg
Festiva01.jpg

1/3