1/3

Disminuye número de migrantes en Tapachula

26/03/2020

El Sie7e de Chiapas

Tapachula.- Las restricciones migratorias impuestas por el gobierno mexicano han dado resultados, las colonias de más alta marginación como la Nueva Esperanza y Las Gardenias de esta frontera, adonde llegaban hace algunos meses miles de migrantes extranjeros, hoy están casi solas.

 

 

Al recorrer las calles se observan escasos migrantes provenientes de distintas partes del mundo como Centroamérica, Cuba, Haití y países africanos, las restrictivas medidas adoptadas por el gobierno mexicano han reducido las colonias de extranjeros en este sector de Tapachula, ubicado cerca de la estación migratoria Siglo XXI.

 

La plaza central de esta frontera, donde se reúnen para conversar, hablar por teléfono y mantenerse en contacto con sus familiares, que de alguna manera se han integrado a la economía local vendiendo alimentos o productos en el mercado.

 

Fredys Eduardo Guzmán, de 30 años, llegó desde hace sie7e meses; dice, dijo, estar bien, pero se queja de que les están reteniendo los papeles y la ayuda que les dan.

 

“La idea es venir por un futuro mejor, porque en nuestros países no se puede convivir por las pandillas, las maras, allá no se puede convivir, ni estar tranquilo”, dice al añadir su disposición a permanecer en México “si se encuentra aquí (un futuro mejor), qué bien, aquí nos podemos establecer”, agrega.

 

El inmigrante salvadoreño, obtuvo un permiso de trabajo gestionado por la Comisión Mexicana de Ayuda a Refugiados (COMAR), por lo que pudo emplearse en un restaurante de mariscos.

 

“Estoy trabajando en una coctelería. La verdad no hay intenciones de salir”, reitera su intención de hacer vida en este país, al añadir que en El Salvador se desempeñaba en diversos oficios como pintor de casas, albañil y en la agricultura.

 

Además de trabajar en el restaurante juega fútbol con un equipo local que le paga 300 pesos por juego para que meta goles, lleva 28 en apenas cinco encuentros, expresa orgulloso.

 

Él convive con las personas que llegaron del Caribe y de África, reside en unos cuartos que hace unos meses se encontraban a reventar ante la ola migratoria que recibió a miles en esta región sur del país.

 

“Está un poco duro porque las culturas no son las mismas, adaptarse no está muy fácil, hay que ver como puede uno luchar y salir adelante. La mayoría de ellos han solicitado la visa humanitaria, ellos vienen, no solo vienen a buscar estabilizarse, sino tienen otras metas, no todos queremos lo mismo”, dice Guzmán.

 

Simeón Diego Simón, haitiano de 25 años, llegó hace cuatro meses a Tapachula pero lleva cuatro años fuera de su país, primero se fue un año a Brasil, de ahí a Chile de donde llegó a México.

 

“Los trámites van más o menos, hay mucha gente, el problema del gobierno es que está muy lento porque hay mucha gente que quiere hacer trámites”, expresa en un español con buen acento, ya que en su país se habla creole, que quiere decir criollo, una lengua derivada del francés.

 

Dice querer irse “a cualquier país, donde haya una buena vida”.

 

Elda Espinoza Robles, una vecina de la colonia expresa que en este sitio había cientos de extranjeros viviendo en las cuarterías y casas que hoy están abandonadas en su mayoría.

 

En una de esas vivienda radica Remy, quien era periodista en Haití y laboraba en una estación de televisión y radio.

 

 

Cuando se le entrevistó pidió no ser grabado porque su situación migratoria en el país es irregular. Acompañado de su hija pequeña y Ferdinand, un amigo, quien también tiene un niño pequeño, explica que ambos menores nacieron en Chile.

 

Esas familias viven en una casa que comparten, desde fuera se escuchan las voces en español de los niños que juegan futbol, los más pequeños se están integrando más rápido porque tienen que asistir a la escuela.

 

Los extranjeros que radican aquí deben salir siempre con sus papeles migratorios para comprobar que tienen autorización para permanecer en México, si no es así los detienen.

 

Yajaira Guillermina Yaqui, acudió a la estación migratoria Siglo XXI buscando a su esposo porque lo detuvieron desde el jueves 19.

 

“Aquí traigo los papeles de él porque él salió sin papeles”, ambos son de Guatemala y llevan siete años casados.

 

Algo similar pasó con la empleada de Mauricio Escobar Gómez, quien tuvo que acudir a sacarla de la estación migratoria porque “no llevaba su hoja cuando iba pasando por el retén de migración que está en Viva México y la detuvieron iba con otra amiga y las bajaron, le pidieron la hoja y no la llevaba. Ella es de Nicaragua”, detalla.

 

Censa el Inegi a los extranjeros

Hasta este lugar llega el personal del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), quienes van registrado en una terminal los datos de todas las personas que son sometidas a un cuestionario.

 

Entre ellos los extranjeros, las dos censadoras explican que con el simple hecho de dormir aquí ya se les considera para ser contados por el censo nacional.

 

En la aplicación hay espacios específicos para registrar a las personas provenientes de otros países, sin importar su situación migratoria, solo que duerman y tengan un domicilio en esta frontera.

 

“La pregunta dónde nacieron, nos arroja otro enlace, si tiene descendencia, si son afrodescendientes, si se consideran afrodescendientes”, explica por último una de las representantes del Inegi.

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload

Please reload

Por qué las zoonosis son cada vez más frecuentes

April 7, 2020

1/12
Please reload

Entradas recientes
Please reload

Podcasts.jpg
Editable.jpg