top of page
  • Silvia Alvarado

Palabra de Lilith


La Trata de personas es un delito poco conocido, aunque en la práctica ha existido desde siempre.

En nuestro país es claramente retratado por el cine nacional de la época de oro, particularmente donde aparecían esas mujeres hermosas, voluptuosas, bailarinas o artistas de cabaret quienes eran “manejadas” por un hombre del que en algunos casos estaban enamoradas, le llamaban “papito” y las maltrataba y mantenía alejadas de su familia.

También el cine nos deja ver otra parte de esa realidad, con la presencia del robachicos”, que sustraía menores de su entorno familiar para obligarlos a la mendicidad.

¿Quién no recuerda esa época de psicosis colectiva en que se convirtió la famosa “camioneta blanca”, que, según la leyenda urbana, se llevaba personas para extraerles órganos?

O el caso de “Las poquianchis”, las hermanas Valenzuela que en la región del Bajío se dedicaban a reclutar niñas y jovencitas a quienes prostituían en un negocio imparable.

Pues bien , todos esos casos son claro ejemplo de trata de personas, conocido antes como “trata de blancas”, un término racista que a principios del siglo XX aludía solo al tráfico de mujeres europeas, ignorando que también afectaba a mujeres africanas, asiáticas e indias.

Hoy este problema al que también se le conoce como una forma de “esclavitud moderna”, es un negocio de ganancias millonarias en el que la mayoría de sus víctimas son mujeres, quienes son explotadas sexualmente. Las ganancias que deja este ilícito son de tal índole, que incluso se afirma que solo son superadas por el tráfico de drogas y el tráfico de armas.

La globalización y el acceso a las tecnologías de información de forma masiva nos coloca ante un nuevo escenario que implica un gran riesgo para niñas, niños y adolecentes: las redes sociales, una forma de enganche que utiliza la delincuencia organizada para atrapar a nuevas víctimas y que como sociedad nos exige mantenernos alerta e instrumentar mecanismos de prevención, al tiempo de que el Estado debe actuar para impedir la comisión del delito, sancionarlo y erradicarlo.

Legislación vigente

A nivel internacional se cuenta con el Protocolo para prevenir, reprimir y sancionar la trata de personas, especialmente mujeres y niños, que complementa la Convención de las Naciones Unidas contra la Delincuencia Organizada Transnacional, también conocido como el Protocolo de Palermo.

Desde el 2012, en México contamos con la Ley General para prevenir, sancionar y erradicar los delitos en materia de trata de personas y para la protección y asistencia a las víctimas de estos delitos.

Del delito de Trata de Personas, Toda acción u omisión dolosa de una o varias personas para captar, enganchar, transportar, transferir, retener, entregar, recibir o alojar a una o varias personas con fines de explotación se le impondrá de 5 a 15 años de prisión y de un mil a veinte mil días multa, sin perjuicio de las sanciones que correspondan para cada uno de los delitos cometidos, previstos y sancionados en esta Ley y en los códigos penales correspondientesLey General en materia de Trata

Formas de explotación

  • Esclavitud

  • Servidumbre

  • Prostitución ajena u otras formas de explotación sexual

  • Explotación laboral

  • Trabajo o servicios forzados

  • Mendicidad forzosa

  • Utilización de personas menores de dieciocho años en actividades delictivas

  • Adopción ilegal de persona menor de dieciocho años

  • Matrimonio forzoso o servil

  • Tráfico de órganos, tejidos y células de seres humanos vivos

  • Experimentación biomédica ilícita en seres humanos

Cada día, en algún lugar del mundo, mujeres de cualquier edad son arrancadas de su familia, de su comunidad, de su vida, para ser explotadas sexualmente.Sus cuerpos son comprados por hombres que ven en ellas objetos de placer y que al tiempo que despojan a estas mujeres hasta de su dignidad, alimentan un negocio millonario sustentado en el dolor de millones de personas.

Estadísticas

Delito Trata de Personas

  • En Chiapas, del 2009 al 2017 se iniciaron 581 expedientes por este delito.

  • El mayor número de casos corresponde a Tuxtla Gutiérrez (223), seguido por Tapachula (95), Frontera Comalapa (23), San Cristóbal de Las Casas (21) y Arriaga (15).

  • Se han consignado a 332 Personas por el delito de trata de personas: 146 mujeres y 186 hombres; el 85 por ciento de las personas consignadas son mexicanas aunque también las hay originarias de Honduras, Guatemala, El Salvador y Nicaragua.

  • Mediante 63 sentencias se ha condenado a 87 personas por este delito.

  • A la fecha existen 31 Órdenes de Aprehensión Vigentes en el mismo periodo.

  • Se ha rescatado a 669 personas: 616 mujeres y 53 hombres, la gran mayoría jóvenes entre 12 y 25 años de edad.

  • Las víctimas rescatadas son mexicanas (63%), guatemaltecas (19%) y hondureñas (15%) principalmente.

  • Por tipo de explotación, los casos eran sobre todo sexual, laboral, mixta y utilización de menores de 18 años en actividades delictivasFuente: Fiscalía General del Estado de Chiapas

De-sazones

“Mi padre nos vendió a mi hermana y a mí cuando yo tenía 9 años y ella 8. Acabamos en un prostíbulo en Nueva York. Nos rescató una organización internacional que nos mandó de nuevo con mi padre. Él volvió a vendernos por dos chivas y dos cartones de cerveza. Llegamos al mismo burdel”. (Víctimas de trata originarias de Oaxaca).*.“Éramos tres. Una señora nos ofreció trabajo en Taxco y aceptamos para ayudar a nuestras familias. Luego nos entregaron a tres hombres distintos. A mí me llevaron con un muchacho de 17 años que me trataba muy mal y me obligaba a ser su mujer. A mi amiga la tenía un señor que le pegaba con un fuete y hasta le abrió la espalda. A mi otra amiga no volvimos a verla”. (Víctimas de trata de Hidalgo).*.“Mi padre habló con un señor que le dijo que me daría trabajo en México y luego en Estados Unidos. Era muy amable. Tenía como 35 años y yo 19. Me cuidaba muy bien y me llevaba a pasear. Cuando le dije que estaba embarazada, me dijo que yo era una mujer de placer, que me había comprado para ganar dinero”. (Víctima de trata originaria de Michoacán).*.“Mi novio me convenció de ir a Aguascalientes y ahí me vendió. Después una prima del señor que me había comprado me explicó qué era la prostitución, qué tenía qué hacer, cuánto cobrar y todo eso. Empecé a trabajar en Izúcar de Matamoros, luego en Tlalpan, tiempo después en Puebla y luego regresamos al Distrito Federal”. (Víctima de trata originaria de Zacatecas)Falcón, M. (2010). Relatos fragmentarios de víctimas de trata. LXI Legislatura Cámara de Diputados. Centro de Estudios para el Adelanto de las Mujeres y la Equidad de Género.

#PalabradeLilith #Mujeres #ReporteSie7e

bottom of page