• ALEJANDRA OROZCO

El Cristo Pescador, emblema de Fe en La Concordia


Tuxtla.- Uno de los monumentos más representativos de Chiapas es el Cristo de Copoya, sin embargo, es una escultura plana de grandes dimensiones, en cambio, hay otra quizá más pequeña, pero más detallada: el Cristo Pescador. Ubicado sobre el Cerro El Raspado, antes de entrar a La Concordia, la figura de Cristo con su túnica bendice con su mano derecha a todo el que llega al pueblo, se ha convertido en un ícono de la fe del pueblo, y en un referente que se está convirtiendo en atractivo turístico.Todo empezó en 2013, cuando el escultor Pedro Cuya Ramos hizo esta propuesta, a raíz del proyecto inicial del arquitecto Pedro Ramírez, a quien lo unió el arte y tuvo la idea de hacer algo por La Concordia.

“La primer idea era hacer una cruz del Cristo de la Misericordia, pero no me gustó, la cruz es muy tétrica y se usa más en muertes, entonces se me ocurrió partir de una parábola de la Biblia, porque el paisaje máximo de

La Concordia es el embalse, y era necesario tener una figura como el Cristo Pescador, pero no de peces, sino de hombres”.

En 2013 inicia toda la idea y se lleva un año para construirlo como está hasta ahora, pues va a un 30 por ciento del proyecto y aún le faltan muchos detalles; la idea era hacer una escultura de 15 o 20 metros, pero el escultor propone que sea de 33 metros, por la edad de Cristo y para ser más alto que el Cristo de Brasil, que mide 30 metros; tan solo el dedo mide dos metros, y es la referencia que hay en el lugar.

“Todavía nos faltan los pliegues de la túnica, una red que va a llevar en la mano izquierda, la mano derecha bendice a los que llegan al pueblo, en el cerro vamos a tallar unos pescadores de 30 metros levantando al Cristo, para resaltar que pesca hombres, no peces”.

Para todo esto, fue necesario un grupo técnico, para estructurar el Cristo estuvo a cargo Joel Torres, quien tuvo que calcular la cantidad y espesor del fierro que lo sostiene, el Cristo está calculado a sus máximos vientos, tenía que ser de un material ligero y resistente, los fierros sostienen la resina para que no caiga por los vientos y el exterior es de fibra de vidrio.

Se requirió subir 30 tambos de 250 kilos de fibra de vidrio, un total de 7.5 toneladas de este material, que sumadas al fierro, hacen un total de 10 toneladas. Para acceder, se debe seguir un camino de terracería de una media hora partiendo del panteón de La Concordia, y subir una pendiente de unos cuantos metros, para llegar a la obra.

Este año, se hizo el esfuerzo de construir la escalera por dentro, para subir hasta los ojos y compartir la visión del Cristo, ya que su lema es “Descubre tu horizonte”, para salir con otra perspectiva al ver el paisaje a través de Sus ojos, y querer más al pueblo, en total, entre el cerro y la escultura, se alcanzan los 230 metros sobre la carretera.

“Me siento muy orgulloso, muy satisfecho porque anteriormente no tenía una escultura que me representara, y en ésta he dejado mucho esfuerzo, es una gran obra para nuestro pueblo y ya está recibiendo un promedio de 50 personas cada fin de semana, queremos que se vuelva un referente que traiga derrama turística al municipio”.

Walberto Ruiz Coutiño, uno de los visitantes originario de La Concordia, señala que es muy agradable pasar el fin de semana ahí en familia, y que le da gusto que se esté popularizando y que lo visite mucha gente, porque también es símbolo de su fe.

Por otro lado, Raciel García Constantino, otro visitante, señala que hay una vista muy agradable, y que les gusta llevar comida, convivir y ver esta obra tan impresionante, tanto a nivel arquitectónico como religioso.

Gabriela Corona Ruiz es religiosa, originaria de Michoacán, lleva cuatro años en la comunidad y la obra ha significado mucho, porque al entrar o salir de ella, el brazo derecho da la bendición a quienes pasan.

“Esta es una comunidad de pescadores y significa mucho para ellos, pues a veces subimos al cerrito como comunidad a hacer eucaristía o de paseo, y es muy bonito estar todos ahí arriba”, comenta.

Desde que llegó, lo veía de lejos pensando que estaba a la orilla del embalse, ya luego vio cómo estaba para subir, ha subido unas cinco o seis veces y disfruta de la vista espectacular, la altura impresionante, que causa impacto y lo quieren mucho.

El Cristo Pescador es una joya arquitectónica, posee una belleza impresionante y la vista que ofrece da paz a quienes lo visitan, también tiene mucho potencial para convertirse en un importante punto turístico del estado, pues La Concordia se ubica a poco más de dos horas de la capital, debido a la pesca, tienen una gran propuesta gastronómica y recreativa.

#FE #LACONCORDIA #CRISTOPESCADOR #2a