• AGENCIAS

Washington, del infierno a la gloria


Una nueva historia de superación y espíritu de lucha protagonizaron los Nacionales de Washington, el equipo campeón de la Serie Mundial del béisbol de las Grandes Ligas, que el pasado mes de mayo estaba al borde del desahucio deportivo y la pasada noche logró el primer gran título en los 51 años de su historia.

Bajo la dirección del boricua Dave Martínez, el segundo manejador que consigue el título del "Clásico de Otoño" - lo hizo primero el año pasado Alex Cora con los Medias Rojas de Boston-, los Nacionales nunca dejaron de creer en ellos mismos y sobre todo de luchar aunque siempre estuviesen abajo en las eliminatorias.

El tercera base hispano Anthony Rendón y el bateador designado Howie Kendrick y Rendón pegaron sendos cuadrangulares en el séptimo episodio los Nacionales remontaron una desventaja de dos carreras y vencieron por 6-2 a los Astros de Houston en el decisivo séptimo partido de la serie que ganaron por 4-3.

"Es un grupo de chicos resistentes e implacables", afirmó Martínez al concluir el partido en el Minute Maid Park de Houston. "Ha peleado todo el año".

Antes el abridor derecho Max Scherzer mostró una notable recuperación tras recibir inyecciones de analgésicos que le ayudaron a estar en el montículo con los Nacionales y ser también factor ganador.

De una Serie Mundial que fue la primera en la que el equipo visitante ganó cada uno de los siete partidos que se disputaron, algo inédito en la historia de las Grandes Ligas y de los principales deportes profesionales de Estados Unidos.

Además de establecer otro hecho sin precedente de remontar para ganar cinco juegos de vida o muerte en esta postemporada, mientras que los Nacionales se convertían en el séptimo equipo que comodín lograba el título del "Clásico de Otoño”.

#SerieMundial #NacionalesdeWashington #2a #Beisbol

Entradas Recientes

Ver todo