• EFE

Abandonan en taxi restos de cinco personas

Chilpancingo.- Los cuerpos sin vida de cinco hombres fueron hallados este martes en el interior de un vehículo de servicio público en el municipio de Juchitán, ubicado en la región de la Costa Chica del estado mexicano de Guerrero, sur del país.


De acuerdo con fuentes policiales tres de los cuerpos estaban decapitados y los dos restantes fueron asesinados a balazos.

En tanto, la Fiscalía General del Estado (FGE) confirmó el hallazgo de los cinco cuerpos y abrió una carpeta de investigación por homicidio de las cinco personas.

Este martes por la mañana la Policía Estatal recibió el aviso de un vehículo con un número indeterminado de cuerpos en una carretera del poblado Las Cuchillas, cerca de la carretera federal y por la tarde la Fiscalía ratificó el número de víctimas.

Según el aviso, los cinco cuerpos estaban en el interior de un vehículo color blanco con franjas azules del servicio público de la ruta Marquelia-Acapulco.

Tras las diligencias los cuerpos fueron trasladados a las instalaciones del Servicio Médico Forense (Semefo).

El Gobierno de Guerrero anunció recientemente el reforzamiento de la seguridad para garantizar la estancia de las personas que visitan los sitios turísticos del estado.

El 31 de marzo seis cabezas y restos de cuerpos humanos fueron encontrados en un vehículo sobre la avenida principal del municipio de Chilapa, Guerrero.

De acuerdo con informes policiales, las seis cabezas fueron colocadas en el techo del automóvil, mientras que al interior había bolsas con restos humanos, presumiblemente correspondientes a las personas que fueron decapitadas.

Desde hace más de una década, la violencia criminal impera en el estado debido a la disputa de grupos de la delincuencia organizada que buscan mantener el control de la región, considerada punto clave para la producción y el trasiego de drogas.

Desde el pasado Gobierno de Enrique Peña Nieto (2012-2018) y en el actual de Andrés Manuel López Obrador (2018-2024) se han anunciado operativos para contener la violencia que ha dejado cientos de personas muertas y desaparecidos en la región, sin resultados hasta el momento.

México registró 33.315 homicidios en 2021 después de los dos años más violentos de su historia, bajo el mandato de López Obrador, con 34.690 víctimas de asesinato en 2019 y 34.554 en 2020.

En los primeros dos meses del año, el país acumula 4.697 homicidios dolosos, 201 de ellos en Guerrero.