top of page
  • ALEJANDRA OROZCO

Actualizan protocolos de respuesta a emergencias

Independientemente del color de semáforo en el que estemos, lo cierto es que la nueva normalidad llegó para quedarse, y no queda más que adaptarse a ella en todos los ámbitos, incluido el de la atención a emergencias.



Es por ello que se llevó a cabo un curso de actualización para bomberos del estado y otras latitudes, para indicar qué protocolos seguir en estos casos y proteger tanto a quienes brindan el servicio como a quienes lo solicitan.

Marco Antonio Sánchez Guerrero, director del Instituto de Bomberos del estado de Chiapas, señaló que es el arranque de una jornada nacional organizada junto a la Asociación Mexicana de Jefes de Bomberos y el Instituto de Bomberos Chiapas.

“Se trata de actualizar los protocolos de actuación en diferentes emergencias con cursos que abarcan desde equipo protección personal, manejo de nuevos protocolos ante la contingencia y fortalecer conocimientos en extracción vehicular y sistema de comando de incidentes, en cada emergencia la coordinación funge un papel primordial para la atención oportuna y eficiente”, señaló.

Se trata de una tarea en conjunto para que los cuerpos de emergencias puedan prepararse y adaptarse a la nueva normalidad, ya sea en un incendio, accidente de auto, fuga de gas, enjambre de abejas o cualquier siniestro.

“En este caso el protocolo está cambiando porque no podemos actuar de manera normal como lo veníamos haciendo anteriormente, de atender a una persona sin el cubre bocas o solo con guantes y goggles, nos vemos obligados a cuidar primero nuestra seguridad, a tener presente el protocolo, a tener en cuenta la sana distancia”.

Incluso, recordó que hace poco perdieron al comandante Toledo, quien era muy querido, respetado y admirado, debido precisamente a esta enfermedad, suceso que los motivó a hacer conciencia y poner su propia seguridad antes que la atención a otros.



“Por ejemplo, una persona que sufre un paro cardíaco, no vamos a hacer las mismas maniobras, nos vamos a hacer directamente las compresiones, no vamos a hacer las insuflaciones porque eso causaría un alto riesgo”, describió.

A decir de Sánchez, son detalles que tienen que hacerles ver para concientizar a los compañeros, que muchas veces por la adrenalina, por la necesidad del servicio, actúan por inercia, descuidando algunos aspectos importantes.

Aunque al inicio de la pandemia sí registraron casos entre ellos, ya no ha habido contagios, han disminuido gracias a que no dejan de hacer los protocolos en casa y en las instalaciones, como el uso permanente de cubre bocas y sanitización de unidades y espacios.

El director señaló que en temporada de lluvias, incrementan los accidentes automovilísticos, atendiendo unos 30 al mes, por lo que están reforzando sus conocimientos y capacidades en extracción vehicular, así como planean lanzar un programa de prevención para conductores, a quienes exhortan a ser más precavidos al conducir.

bottom of page