• EFE

Alcaldesa acusada de abuso de autoridad logra acuerdo reparatorio

Ciudad de México.- Sandra Cuevas, titular de la alcaldía Cuauhtémoc de la Ciudad de México, y quien estaba acusada de robo, abuso de autoridad y discriminación, razones por las que fue suspendida de su cargo, logró "un acuerdo reparatorio" con los afectados, informó este jueves la Fiscalía capitalina.


“La mañana de este jueves 24 de marzo se autoriza un acuerdo reparatorio en el proceso que se sigue en contra de la alcaldesa en Cuauhtémoc, lo anterior en estricto apego a lo establecido en el código Nacional de Procedimientos Penales y a los principios de justicia restaurativa”, informó en un mensaje el vocero de la Fiscalía General de Justicia de la Ciudad de México (FGJCDMX), Ulises Lara.

Lara precisó que tras una audiencia que se llevó a cabo este jueves en el Reclusorio Norte, Cuevas reconoció que los hechos “ocurrieron tal y como el ministerio público lo acreditó”.

Debido a ello, ahora la funcionaria deberá pagar el costo de un radio de transmisión y de un teléfono celular a los policías que la acusaron de robo, abuso de autoridad y discriminación.

Asimismo, Cuevas deberá presentar este mismo día, antes de la 15.00 hora local (21.00 GMT), una disculpa pública por su conducta y deberá someterse a seis meses de tratamiento psicológico, orientado al manejo de la ira y de sus emociones.

“La alcaldesa deberá también abstenerse de realizar cualquier manifestación, opinión, por medios de difusión o redes sociales con relación al hecho, a instituciones y mandos policíacos, con excepción de la disculpa pública”, dijo Lara.

Agregó que tras la disculpa pública cesarán los efectos de las medidas cautelares impuestas por los delitos de los que era acusada, “principalmente por la suspensión del cargo de alcaldesa en Cuauhtémoc”.

Del mismo modo, la funcionaria deberá pagar 30.000 pesos (casi 1.500 dólares) a cada una de las víctimas, lo cual deberá suceder el próximo 28 de marzo.

Cuevas, que pertenece a la alianza opositora del Partido Revolucionario Institucional (PRI), Partido Acción Nacional (PAN) y Partido de la Revolución Democrática (PRD), fue acusada en febrero pasado de agredir a dos policías auxiliares de la Ciudad de México, por lo cual el 17 de marzo fue procesada y suspendida de sus funciones como alcaldesa.

Cuevas, quien le arrebató la alcaldía Cuauhtémoc al partido del presidente Andrés Manuel López Obrador, Morena, ha estado en medio de la polémica desde su llegada al puesto.

Uno de sus primeros escándalos fue el relativo al deportivo Guelatao, ubicado en el centro histórico de la capital, reinaugurado apenas semanas antes de la llegada de la alcaldesa, porque había resultado dañado en el terremoto de septiembre de 2017.

Tan pronto tomó posesión, Cuevas cerró el deportivo sin dar muchas explicaciones pero terminó por reabrirlo tras varias supuestas inspecciones.

En la reinauguración se enfrentó con varios vecinos y fue acusada de haber llevado a personas que la apoyaron durante el evento.

La polémica más reciente fue cuando, según imágenes divulgadas en medios de comunicación, lanzó presuntamente pelotas con billetes de 500 pesos (unos 24 dólares) desde el balcón de su oficina, a personas que acudieron a mostrarle su apoyo, aunque ella negó el hecho.