• AGENCIAS

Benavidez quiere al Canelo

La etiqueta de boxeador más evitado no es solo una insignia de honor, también es una prueba insondable de paciencia para la persona que la lleva.



Ese estatus se gana, si realmente puedes ganar algo que no quieres, en virtud de algunos atributos diferentes. El peleador debe ser inmensamente talentoso y, por lo general, posee un rasgo estilístico que lo hace increíblemente difícil de defender.


El ex campeón Paul Williams era un peso welter de 6 pies 2 pulgadas que personificaba el término. Solía lanzar 1,000 golpes por pelea y los disparaba desde ángulos incómodos, un puñado para cualquier oponente.


Pero la etiqueta no se gana simplemente por los rasgos físicos. El ingrediente final está relacionado con el balance entre riesgo y recompensa para un campeón o boxeador de alto perfil. Y ese es el desafío que enfrenta David Benavidez después de ser despojado dos veces de su título de peso supermediano.


Si Benavidez hubiera conservado ese cinturón, se habría interpuesto en el camino del astro mexicano Canelo Álvarez para convertirse en el campeón indiscutido de peso supermediano y seguramente habría peleado con la estrella más grande del boxeo.


En cambio, una semana después de que Álvarez logró esa hazaña tras noquear a Caleb Plant, Benavidez (24-0, 21 KOs) se conformará con un enfrentamiento contra el reemplazo tardío Kyrone Davis el sábado en la ciudad natal del ex campeón en Phoenix, Arizona (Showtime, 9 pm ET).

Entradas Recientes

Ver todo