• AGENCIAS

Bravos sin problemas

Con la Serie Mundial rumbo a Atlanta, algunos televidentes podrían sentirse ofendidos de ver que los aficionados de los Atlanta Braves continúan haciendo el movimiento con la mano y cantando con fuerza.



Después de que equipos de la NFL y el béisbol de las Grandes Ligas han eliminado sus nombres, considerados racistas y ofensivos por los indígenas estadounidenses en los últimos dos años, los Bravos persisten con el grito de guerra y movimiento de hacha - con el beneplácito del comisionado de las Grandes Ligas Rob Manfred.


Lo que más le importa a Manfred es que los Bravos cuenta con el apoyo de la tribu Eastern Band, de los indígenas Cherokee, y que se encuentra en Carolina del Norte a tres horas de Atlanta.


"La comunidad autóctona en la región apoya completamente lo que hacen los Bravos, incluyendo el movimiento de manos (conocido como el 'tomahawk chop')", dijo Manfred el martes. "Para mí, eso es todo. En ese mercado, intentamos tomar en consideración a la comunidad indígena".


Richard Sneed, el jefe de Eastern Band, quisiera que hubiera más indignación sobre otros problemas más importantes que enfrentan los indígenas, como la pobreza, el desempleo, el abuso infantil, los abusos sexuales y suicidios.


"No me ofende que alguien mueva la mano en apoyo a un deporte", dijo Sneed a The Associated Press el martes. "Simplemente no lo estoy. Si alguien lo está, es su decisión, su derecho. Pueden ofenderse".


Sneed indicó que los problemas con el crimen y la pobreza siguen siendo ignorados cuando la atención del país ha estado en los nombres de equipos y en el 'tomahawk chop'.

Entradas Recientes

Ver todo