• RUBÉN PÉREZ

Cerca del 40% quemas son por causas agropecuarias

Tuxtla.- De acuerdo con la Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas (Conanp), el 90 por ciento de los incendios son provocados por la mano del hombre, y de esa cifra el 40% es por causas agropecuarias.



Ante este panorama, José Martínez, jefe de la Unidad de Gestión de Riesgos de esa dependencia, informó que en la actualidad están en la etapa de la implementación del Programa Estatal de Manejo del Fuego para Chiapas y Oaxaca.


Una de las fases en las que están, dijo, es la de prevención física, legal y cultural, “de 1998 a la fecha, se hace esta labor de difusión en las comunidades, con una reunión a nivel ejidal, se hacen los acuerdos comunitarios y se elabora un calendario de quemas”.


Por lo regular, detalló que los campesinos empiezan a quemar en mayo, por lo que cada área natural protegida tiene un manejo específico del fuego, “conoce las zonas de riesgo, o se sabe de las comunidades pegadas a zonas forestales, donde se hacen las visitas correspondientes”.


En ese sentido, agregó que los ejidos elaboran sus notificaciones, las emiten al municipio; “hay centros regionales donde están todas las dependencias, como por ejemplo en la Valle-Zoque, y ahí mismo se ponen de acuerdo las dependencias, como Protección Civil, Conafor y Medio Ambiente para atender también, ponerse de acuerdo”.


Aunque las personas cuenten con un calendario de quema, argumentó que si las condiciones climáticas no son las adecuadas, se restringe esa actividad hasta que haya las condiciones de humedad, es decir que haya llovido un poco, y así hacer la quema.


Si no se hace de manera correcta, aseveró que la persona podría ser sancionada ante instancias como la Profepa o la Fiscalía General del Estado, “pueden ser multas o algunas actividades de restauración”.


En caso de que no se pueda controlar alguna quema, detalló que entre en respuesta todo el ejido, y si éste es incapaz, van a municipio o a las instancias competentes para que el incendio no alcance una mayor magnitud.


Sin embargo, comentó que la gente es conocedora, pero también de pronto se presentan factores ambientales que complican la quema, “lo que quiero decir es que la gente puede tener mucha experiencia, pero las condiciones climáticas a veces son impredecibles”.


Dijo que otras alternativas que se le pueden ofrecer a los campesinos para no quemar, es que reciban algún apoyo de otras instancias, y de ahí se hacen acuerdos para evitar hacer las quemas.