top of page
  • ALEJANDRA OROZCO

Chiapaneco construye ladrillos adicionados con lirio

Tuxtla.-  Francisco Morales es estudiante de ingeniería ambiental en la UNICACH, donde también trabaja como vigilante, y lidera un proyecto par aprovechar de manera sustentable el lirio acuático, una plaga catalogada en México, pues notaron que no se aprovecha, sino que es vertido en rellenos sanitarios; su objetivo es darle un plus y utilizarlo como aditivo en los materiales de construcción, abonando así a las viviendas verdes o sustentables.



Dijo que su objetivo es que el producto final compita con los estándares del mercado, los primeros prototipos tenían un precio muy por arriba del que predomina en el mercado, ahora sus ladrillos cuestan, uno, dos pesos los más anchos, estando ya dentro de los estándares del mercado, además, quieren que estos materiales sustentables sean más utilizados que los tradicionales.

"La investigación nos da resultados de que el lirio aumenta la resistencia, la compresión, el peso que soportan los ladrillos puede ser mayor a comparación de un ladrillo tradicional, además de que la porosidad que se genera en el ladrillo es menor, que es lo que ayuda a que la sensación térmica de un hogar se sienta menor a la que está haciendo afuera, ya que la temperatura en Chiapas cada vez es mayor”, señaló.

Este componente, explicó, se añade a la mezcla, es decir se realiza el mismo proceso que para fabricar un ladrillo normal, lo que se busca es llevarlo a las ladrilleras en Villaflores, Suchiapa y Chiapa de Corzo, se trata de un material aditivo, que busca mejorar las características del ladrillo haciendo el mismo proceso, lo mezclan y se elabora igual… este proyecto se llevó tres premios en la Expo Ambiental, así como el segundo lugar en la Semana de Ingenierías de la universidad, pero su visión va más allá.

Y es que busca cumplir con los estándares de calidad que establece la Norma técnica de construcción y estructuras de mampostería, para que sean aptas y empezar a producirlas en masa, asimismo tener los permisos para comercializarlo, que sea menos costoso para así apoyar a las localidades y ayudarlas a tener mejores condiciones.

"También buscamos ver una disminución de esta plaga que prevalece en la laguna, que es en Chiapa de Corzo Cupasmí, a partir de los ladrillos que hemos elaborado y de la extracción que hemos hecho hemos visto que la fauna regresa, hemos visto peces, hemos visto ranas, que vuelve la biodiversidad perdida a partir de la plaga que consume esta laguna", señaló.

Para esto, los ladrillos pasan por estándares de calidad, tras someterse a cinco pruebas principales: resistencia a la compresión, resistencia axial, resistencia en diagonal, absorción y humedad, si pasan los limites permisibles pueden ser usados y comercializados, llegarían así a ser la primera empresa en chiapas que utilice este componente.

38 visualizaciones

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


Banner GOB.jpg
Banner 950x125.jpg
bottom of page