• CARLOS LUNA

Con el aumento en los precios de la carne de res, tablajeros sufren las consecuencias

Tuxtla.- En los últimos meses los vendedores de carne en la capital chiapaneca se han visto severamente afectado por el incremento en el precio del producto, en diez pesos por kilo, esto ha ocasionado que la clientela no compre como lo hacía hasta hace tres años.



En este escenario adverso, Juan Morales Sánchez, tablajero en el interior del Mercado Juan Sabines, comentó que, este sector está padeciendo los estragos de la crisis económica, pues el alto costo del producto parece haber ahuyentado a las amas de casa.


Recordó que, desde el pasado mes de octubre el kilo de carne de res de primera pasó de 140 a 150 pesos, la de segunda de 130 a 140 y la costilla de 110 a 120 pesos.


“Esto ha impactado directamente en las ventas de los carniceros quienes reportan mermas hasta del 60 por ciento desde hace un par de años, antes de la pandemia las ventas eran mejor, pero todo está afectando y la realidad es que la gente está dejando de comer carne”, expresó.


Recordó que, en los últimos 4 años no se había movido el precio de este producto, es por ello que el impacto de los nuevos precios a la población ha generado diferentes reacciones.

Pero esto no es todo, en diciembre podría volver a subir el costo, de ser así, la situación empeoraría para los vendedores y los clientes, pues consumir carne de res sería un lujo.


Agregó que: “Nos pega duro. Anteriormente vendíamos 600 kilos a la semana de este producto. Hoy estamos vendiendo 200 kilos, 300 como máximo, de ahí para abajo, por el incremento en el precio, los mismos clientes lo dicen”.

“Las familias, los clientes compran menos, y esto es normal puesto que los salarios no suben de manera proporcional con el aumento en el producto que consume. Nosotros padecemos los estragos”, concluyó.