• RUBÉN PÉREZ

Demandan “poner los ojos” en desplazados y reclusos de Chiapas

Tuxtla.- A pesar de las afectaciones que se han generado por la pandemia provocada por la covid-19, las autoridades aún no atienden las medidas cautelares que se han solicitado para proteger a las personas privadas de su libertad y a las desplazadas, expuso Diego Cadenas Gordillo, director del Centro de Derechos Humanos “Ku’ Untik”.



El temor, evidenció en entrevista, es que haya contagios masivos porque, al menos en el caso de quienes viven el desplazamiento forzado, están en condiciones de hacinamiento, además de no contar con otros servicios básicos como agua potable.

Aclaró que acudió, en el caso de los desplazados, ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), y para los reclusos interpuso un amparo, sin embargo reiteró que hasta el momento no se han implementado las medidas sanitarias necesarias para que esas poblaciones no se contagien.

“Mucho menos que cuenten con información al respecto, o cubrebocas o jabón o gel antibacterial… entonces esos son los temas que me peocupan mucho, porque están vulnerables ante el SARS COV-2”, aseguró.

Aunque de forma oficial se sabe que la Secretaría de Protección Civil atiende a por lo menos tres mil desplazados, Cadenas advirtió que lo más seguro es que sean más afectados, “recordemos que en el año 2018 contabilizamos como 5 mil, la mayor parte del municipio indígena de Chalchihuitán”.

En el caso del Centro de Derechos Humanos que dirige, con sede en la ciudad de San Cristóbal de Las Casas, se encargan de apoyar a cerca de 400 desplazados, “pero sabemos que hay muchos más”.

Por ello, el defensor solicitó a las instancias correspondientes tomar en cuenta las medidas cautelares solicitadas para evitar que el virus se propague aún más en Chiapas, “sin duda, seguiremos luchando, porque los plazos se congelaron, y confiamos en que sí habrá resultados, por ejemplo, con el director de una cárcel, para que informe cuáles medidas se tomaron”.

 

#Desplazados