• AGENCIAS

Detecta Cofepris, 120 establecimientos irregulares para donar y recibir sangre

México..- Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris) informó que detectó más de 120 establecimientos de bancos de sangre que no contaban con licencia sanitaria vigente e incurrían en diversas irregularidades y a la fecha se han suspendido 55 locales y clausurado tres, los cuales se localizaron en Michoacán, Puebla y Quintana Roo.


Detallaron que los operativos de vigilancia son parte de una jornada de verificación realizada por las comisiones de Operación Sanitaria y Autorización Sanitaria de Cofepris en coordinación con el Centro Nacional de la Transfusión Sanguínea (CNTS) que incluye bancos de sangre en todo el país y otros servicios relacionados que anteriormente eran poco supervisados.

La comisión resaltó que estas medidas se toman para evitar riesgos a la salud para quienes donan sangre, pacientes e incluso el personal que labora en sus instalaciones.

La dependencia recordó a la población que todos los servicios de sangre en México requieren contar con licencia y responsable sanitario, así como incluir controles en la detección de agentes transmisibles y realizar pruebas serológicas.


También, resaltaron que es necesario garantizar que el proceso de selección de donantes sea el adecuado, que se realice correctamente la identificación de unidades y contar con personal calificado, ya que todas las instalaciones deben llevar a cabo un correcto manejo de residuos peligrosos biológico-infecciosos.

El organismo regulador informó que, continuará realizando operativos de vigilancia sanitaria para suspender o clausurar todos aquellos bancos de sangre que incumplan la regulación sanitaria; no obstante, aclaró que estas acciones no afectarán los servicios de sangre en el país.

“La noble práctica de la donación de sangre representa la esperanza de vida para miles de pacientes que, por diversas circunstancias, necesitan transfusión sanguínea. Por ello, es vital que este tipo de establecimientos cumpla con las medidas sanitarias establecidas por las autoridades reguladoras y así garantizar que la sangre obtenida sea segura y viable para cumplir el objetivo de salvar vidas”.