top of page
  • ALEJANDRA OROZCO

Don Macario, el que le arregla el “chistecito”

Tuxtla.- Seguramente, más de uno de nosotros ha tenido que acudir al edificio de Tránsito Municipal que se ubica en la colonia Las Torres, frente al Gómez Maza… es un lugar que nos pone de malas, ya que por lo regular, se acude ahí a pagar alguna infracción o multa de tránsito, y es donde tienen las placas retenidas.


Esto nos puede hacer salir del lugar de muy mal humor, sin embargo hay alguien dispuesto a ayudarnos a agilizar el día y pasar el trago amargo: es don Macario, quien a sus 66 años trabaja ahí afuera, todos los días, su chamba consiste en colocar las placas que nos acaban de entregar en su lugar.

Durante 18 años, don Macario fue colectivero de la ruta 89, pero se enfermó de chikungunya y ya no pudo seguir prestando sus servicios, pidió apoyo, y nos cuenta que la gente lo apoyó con un dinero y se curó, pero ya no quiso regresar a “ruletear” como se le dice, actualmente lleva dos años en esta labor.

“Gracias a Diosito me va bien, pongo 10, 12 placas al día, lo malo es que todos salen enojadísimos, ya ve que salen molestos, a veces no me dan las placas para que yo las ponga”, nos cuenta. Don Macario vive solo, no tiene más familia, y de esta labor saca lo que necesita para su día a día, no tiene un precio o tarifa, recibe lo que le quieran dar, lo que sí pide a la ciudadanía es apoyo con alguna despensa, está en este punto de lunes a viernes de 9 a 3.

"Este es mi trabajo y gracias a Dios aquí saco para mi comida y para todo lo que necesito… aquí no tengo patrón, no tengo nadie, yo trabajo a mi manera, a mi gusto y aquí me gusta trabajar", admitió, invitando a la gente a que los deje ayudarlos y a cambio le den lo que sea su voluntad, pues es su única ocupación.


De acuerdo con la Encuesta Nacional de la Dinámica Demográfica (Enadid), durante el primer trimestre de 2021 la tasa de actividad económica en los adultos mayores es de 29 por ciento; en los hombres (45 por ciento), esta tasa es casi tres veces mayor al de las mujeres (16 por ciento), la participación económica disminuye conforme avanza la edad, pasa de 39 por ciento para el grupo de 60 a 69 años a 8 por ciento entre quienes tienen 80 años y más.

Cuatro de cada diez personas de 60 años o más que viven solas son económicamente activas: 54 por ciento son hombres y 46 por ciento son mujeres, su principal fuente de ingreso para los que viven solos es la jubilación o pensión (36 por ciento); algún programa de gobierno (36 por ciento) o su trabajo, en el caso del 34 por ciento.

Entre los adultos mayores ocupados, 47 por ciento trabaja por cuenta propia, seguido por quienes son trabajadores subordinados y remunerados (40 por ciento); en las mujeres destaca una mayor participación porcentual respecto a los hombres en las categorías de trabajadores subordinados y remunerados.

bottom of page