• AGENCIAS

Duro recibimiento en Manhattan

La afición de los New York Yankees dio una dura recepción llena de abucheos a los Houston Astros en su primer encuentro desde el Juego por el Campeonato de la Liga Americana del 2019 y también el primero desde que se hizo público el escándalo de robos de señales.



El año pasado, Yankees y Astros no se enfrentaron en una temporada recortada a 60 partidos y tampoco se vieron las caras en los playoffs.


Así que el público en las tribunas del Yankee Stadium no olvidó la dolorosa eliminación que sufrió su equipo dos veces frente a Houston bajo la sombra del escándalo de robo de señales que costó múltiples castigos a los Astros.


Los aficionados comenzaron los abucheos desde los calentamientos, también gritaron "tramposos" a los Astros.


José Altuve, primer bat de Houston, fue el primero en escuchar abucheos en su salida a la caja de bateo y más tarde Alex Bregman tuvo la misma recepción, aunque respondió con un cuadrangular para abrir el marcador.


Los abucheos no se limitaron a los bateadores, el lanzador Zack Greinke también fue castigado y cada vez que un jugador de los Astros atrapaba una bola también los recibía.


Después de estallar el escándalo del robo de señales, la MLB multó a los Astros con la suma más alta que le permiten las reglas, 5 millones de dólares, y les prohibió participar en las primeras dos rondas de los próximos dos drafts colegiales. También suspendió por una temporada al gerente general Jeff Luhnow y al mánager AJ Hinch.


Posteriormente, Carlos Beltrán y Alex Cora --quienes participaron en el escándalo-- perdieron sus empleos como mánagers de los New York Mets y Boston Red Sox, respectivamente.

Entradas Recientes

Ver todo