top of page
  • ALEJANDRA OROZCO

El Puma, ejemplo de paternidad inclusiva

Tuxtla.- Uno de los personajes más entrañables de la capital y de todo el estado, es Fredy Valencia “El Puma”, el runner más longevo y querido por la comunidad, quien a sus 83 años sigue corriendo todos los días, participando en competencias y disfrutando la vida, originario de la Ciudad de México, con un pasado difícil pero también muchas anécdotas, también es un ejemplo de entrega y de lo que un padre puede hacer por sus hijos.


Pero su historia se remonta a mucho tiempo atrás, a ese pequeño que no conoció a su madre hasta los 19 años, al que a corta edad tuvo que empezar a vender chicles para salir adelante porque no lo quería su madrastra, quien perdió a su abuela siendo un niño de sie7e años, sobreviviente de las calles de los barrios más peligrosos del país, según nos cuenta, Tepito y Peralvillo.

De vender chicles pasó a cantar en los microbuses, ahí descubrieron su voz y talento, y un benefactor lo apoyó para estudiar en la academia de San Carlos, después se fue a probar suerte a Pachuca y además de cantar, incursionó como maestro de ceremonias y presentador de variedad en centros nocturnos y de entretenimiento.


Con una lucidez impresionante para sus 83 años de edad, así como una agilidad y condición que derivan de haber practicado deporte toda su vida, El Puma está intacto, recuerda con nostalgia y emoción aquellos años en los que dice, recorrió toda la República Mexicana, pese a que no tomó ni fumó, reconoce que su único vicio, fueron las mujeres: muchas lo dejaron, con otras tuvo hijos, y así fueron transcurriendo sus 50 años de carrera, hasta que en 1972 llegó a Chiapas, presentándose en centros como El Nucú, El Gitano, Los Explosivos, La Pachanga y muchos más, hasta que conoció a su hoy esposa actual, con quien tuvo a sus hijas más pequeñas.

Dice, que ese fue el parteaguas y el motivo para dejar atrás el mundo de la farándula, ya que Luz y Deysa, nacieron con discapacidad, entre ellas luxación de cadera congénita, por lo que no pueden caminar, y retraso psicomotor, por lo que no pueden hablar, pese a todo pronóstico médico, que no le aseguraban más de 15 años de vida, hoy tienen 34 y 36 años, entre los cuidados de su esposa y los esfuerzos que él hace para llevar el sustento diario, es como se ha dedicado totalmente a ellas, las ama y da todo por sus hijas.


Deportista de toda la vida, se ha enfocado al running, en todas las carreras de fin de semana se puede encontrar al Puma, corriendo junto a una de sus hijas en su silla de ruedas o carriola, ellas lo motivan y también agradece a la gente, que siempre lo apoya inscribiéndose a sus carreras con causa, le da unos centavitos, le compra su libro o algunas fotos que vende en Caña Hueca, a donde por cierto, llega todos los días a correr, y llega precisamente corriendo, desde su casa en la colonia Juárez, al oriente de la capital.

La buena actitud que lo caracteriza, así como el amor que profesa a sus dos hijas, inspiran a cientos de personas que lo apoyan como pueden, es toda una institución del deporte, además de un ejemplo de paternidad y de inclusión, él da todo por ellas y por eso, es de reconocerse su labor y ejemplo, pues como él dice, no todos pueden ser buenos padres, actualmente él hasta bisnietos tiene, toda una leyenda en la entidad.

8 visualizaciones

Comments


Banner GOB.jpg
Cambio climático 950x125 copy.png
Copa América 2024.jpg
Estar Consiente.jpg
bottom of page