• AGENCIAS

El Villareal echa al Bayern

El panorama desde lo futbolístico no favorecía al Real Madrid. Nacho caía lesionado y ya no estaba Casemiro en el campo, sustituido como Kroos. Dos pilares que hicieron aguas. Carvajal como parche de central, Marcelo y Lucas de laterales. Con una defensa que jamás pensó alinear Ancelotti llegó uno de esos momentos difíciles de explicar en el Bernabéu.


El partido se había cerrado con dos claras ocasiones en boca de gol desperdiciadas por Pulisic y, sin embargo, en la primera acción de peligro de la prórroga del Real Madrid, desde el poderío físico de Camavinga, cuando Vinícius le puso la pausa necesaria a un centro medido al jugador de la eliminatoria. Benzema, de cabeza como en Londres, firmó el milagro antes de un ejercicio de resistencia con una intervención de Courtois a Ziyech antes del final feliz.

El Bayern salió a poner el juego en campo rival, tratando de recuperar la pelota a través de la presión alta; e intentó llegar a través de recurrentes centros al área ante un Villarreal bastante replegado.

Por momentos, parecían que el Bayern chocaba con un muro y las llegadas dignas de mención fueron escasas.

Un centro de Sané en el minuto 11, que Jerómino Rulli cortó con el pie impidiendo el remate de Thomas Müller en el área chica y un remate de cabeza de Musiala en el 29, demasiado centrado y débil, fueron las situaciones más claras.

El Villarreal tuvo una ocasión en el 41, en un contragolpe que terminó con un remate desviado de Danjuma.

En los últimos minutos de la primera parte, el equipo español trató de hacer un poco más por la ofensiva pero los equipos se fueron al descanso sin goles.

El Villarreal empezó a buscar con más frecuencia el contragolpe y en uno de ellos se encontró con el gol de Churkwuese que hace que el récord de Emery en eliminatorias europeas sigan siendo inmaculado con el submarino amarillo. En otra noche histórica para el Villarreal.

Entradas Recientes

Ver todo