top of page
  • ALEJANDRA OROZCO

Elisa, una joven emprendedora

A los 10 años, muchos niños suelen jugar videojuegos, con sus amigos, ver películas o practicar algún deporte, Elisa Yaneth Argueta, además de eso tiene su propio negocio, lo que para ella significa un hobbie y una forma de ayudar a los demás.



“Todo comenzó un 14 de febrero, hace como dos años, yo le quería regalar a mis amigas algo original, que no me costara tanto dinero, entonces les hice unas pulseras, les gustaron mucho y me sugirieron que hiciera más para vender, y las hice y se vendieron muy rápido”, nos cuenta.


Al principio, abrió sus redes sociales para ofrecerlas, pero no fue hasta que comenzó la pandemia cuando tomaron relevancia, pues era el medio a través del cual le compraban más, y le hacían más pedidos.


Son pulseritas de la amistad, pero como ahora su negocio ha crecido, también tiene temáticas, para el día de las madres, para toda ocasión; incluso durante el mes de octubre, lanzó su edición especial por el Mes Rosa, que tenía un lindo propósito detrás.

“Hice mi campaña rosa que fue en el mes de octubre que se celebra el día internacional contra el cáncer de mama, y con las ventas compraba tela para hacer turbantes e irlos a regalar a las señoras con cáncer de mama, ahorita con el dinero lo ahorro o compro mi material”, compartió.



Su idea fue muy buena y ha tenido bastante aceptación y pedidos, por lo que sigue echándole ganas e incluso pasó de vender en línea a tener puntos de venta en tiendas comunitarias o colectivas, hasta le hace la competencia a su mamá, quien vende accesorios y moños para el cabello.


“A futuro quiero tener mi propia tienda, como una boutique, o poder ya tener una empresa formal para que pueda entrar a otros lugares a vender”, señala con entusiasmo; al día hace unas cinco pulseras, con sus propias manos, aunque esto también depende de los pedidos que le hagan.


Elisa llegará muy lejos, una prueba de ello es que la invitaron a formar parte de un foro de emprendimiento internacional en Colombia dentro de unos meses, ya que su proyecto está bien estructurado y ha gustado a chicos y grandes.


“Yo me siento feliz de que aunque sea una niña chiquita he logrado hacer muchas cosas, y agradezco también a mis papás porque siempre me apoyaron, me siento muy orgullosa de poder lograr esto de ser una niña pero gran emprendedora”, comentó.


A propósito del Día del Niño

Datos del Censo de Población y Vivienda 2020 indican que en México residen 31.8 millones de niñas y niños de 0 a 14 años de edad, que en términos relativos representan 25.3 por ciento de la población total.


El 5.4 por ciento de las niñas y niños de 3 a 14 años hablan alguna lengua indígena y 1.7 por ciento de los menores de 15 años de edad son afromexicanos o afrodescendientes.

El 87.9 por ciento de las niñas y niños en el país disponen de drenaje, energía eléctrica, agua entubada y piso firme en sus viviendas; este porcentaje es menor para el caso de las niñas y niños en cuyos hogares se habla alguna lengua indígena (61 por ciento).

El matrimonio y el trabajo infantil aumentaron en 2020 respecto a 2010 en el país. Actualmente, 6 de cada mil niñas de 12 a 14 años se han unido o casado, y 122 de cada mil niños y niñas trabajan.

bottom of page