top of page
  • ALEJANDRA OROZCO

Enfermeras, el primer contacto con el paciente

Tuxtla.- En vísperas de que termine el mes de octubre, en el cual conmemoramos muchas fechas relacionadas con el trabajo del personal de salud, cabe destacar la incansable labor más cercana al paciente: la de las enfermas y enfermeros.



Tal es el caso de Paola Escobar Lara, licenciada en enfermería y obstetricia, quien ostenta la jefatura de enfermería en el hospital regional materno infantil y ejecuta su labor con gran responsabilidad.

“Para mi es un orgullo pertenecer al gremio, es una gran satisfacción, estar a cargo del personal que hace una gran labor principalmente en épocas de pandemia, siempre al pie del cañón con el servicio del usuario”, señaló.

Para ella, el objetivo es que los pacientes permanezcan con los cuidados y atención a pesar de la falta de personal o insumos, por lo que representa una gran satisfacción que se vayan de alta caminando, con su recién nacido en brazos.


Enfermera por vocación


“Creo que es una decisión muy personal, desde muy pequeña decidí que esta área era la que me gustaba, yo creo que ya nací con eso, ya nací con la idea de ser enfermera, y siempre he dicho que una enfermera aparte de ser un profesional de la salud, también tiene que tener ese servicio de humanidad, porque es la que está directamente con el paciente”, dijo.

Para ella, las enfermeras son el pilar de una institución, pues mantienen el contacto directo con cada paciente y se llevan la satisfacción de que los cuidados sean excelentes.

“Nací queriendo ser enfermera, estudié y me he seguido retroalimentando para que los pacientes salgan adelante, siempre hay tropiezos pero hemos tratado; fue un reto aceptar la supervisión, estamos de pie, ahí vamos y el personal se ha comprometido con los pacientes, sí es difícil no poder estar complaciendo a todo el personal pero hay mucha empatía, estoy muy contenta y agradecida”, dijo.

En lo personal, ha dejado a un lado muchas cosas, pero a fin de cuentas todo tiene una recompensa, siente el apoyo de sus hijos y esposo, que la respaldan y por eso está aquí.


Logros personales


“Para mí es muy satisfactorio que una paciente se vaya de alta sana y salva con su recién nacido, eso para mí es una bendición, yo he estado en el área anterior en terapia intensiva, cuidados intensivos obstétricos, donde manejamos pacientes muy graves, sin embargo para nosotros es una gran satisfacción cuando una paciente que entra muy grave, con pronóstico bastante malo, sale a flote, sale caminando”, nos comparte.

Incluso, hay veces que las pacientes regresan con sus bebés en brazos a dar las gracias por haberlas sacado adelante, y eso hace que los obstáculos, como la falta de insumos, personal o incluso empatía queden de lado, pero en eso están trabajando, en una institución reconocida por procurar el cuidado, calidad y calidez.

“Primero quiero agradecer a Dios por poder ejercer en esta rama, por la oportunidad de tener un trabajo, e invitar a los compañeros a que sigamos con la vocación de servir, si un servicio o departamento no fluye, nada fluye”, consideró.



Trabajar en pandemia


Desafortunadamente, ella y sus compañeros se encuentran muy vulnerables ante el COVID-19, hay compañeros que se han enfermado, que se han ido de incapacidad, nadie está exento de contagiarse en esa área y es importante recalcar que los que se quedan están haciendo su mayor esfuerzo.

“Los que nos quedamos estamos dando el 100 por ciento de nuestras capacidades, creo que hasta más, sin embargo creo que estamos aquí porque realmente queremos”, reconoció.

Mencionó que hay gente que está en grupo de riesgo y sin embargo llega a trabajar porque se siente bien, esa es la muestra de amor al trabajo, al prójimo, entonces realmente se valora el esfuerzo que todo el personal está haciendo.

Así como ella, miles de profesionales se están jugando la vida a diario por los demás, les tocó enfrentar una pandemia pero es su vocación, lo que los mueve a levantarse todos los días y vivir su servicio con amor.

Entradas Recientes

Ver todo
bottom of page