• CARLOS LUNA

Enfrentamiento interrumpe comparecencia de la Sedespi

Tuxtla.- Este viernes sería el segundo día de comparecencias en el Congreso del Estado sin embargo, una trifulca entre policías y ambulantes ocasionó que esto se detuviera.



En este proceso, rendía su informe el secretario del Desarrollo Sustentable de los Pueblos Indígenas, Emilio Ramón Ramírez Guzmán, pero fue suspendida.


En el momento en el que se realizaba la etapa de preguntas y respuestas, los disturbios alcanzaron el edificio, por lo que suspendieron la sesión y abandonaron el recinto Legislativo.


Trabajadoras y trabajadores fueron desalojados por la ruta de evacuación en el estacionamiento del Poder Legislativo, antes de quedar atrapados como ha ocurrido en otras ocasiones.

Los vendedores ambulantes lanzaron piedras contra los uniformados y algunas alcanzaron los cristales del edificio. Para la tarde se realizaría la comparecencia de la Secretaría de Educación, sin embargo, se cambió para el lunes y se suspendieron todas las comparecencias en el resto del viernes.


Los vendedores ambulantes, se enfrentaron a la policía con un saldo de un elemento herido, varios destrozos en la vía pública y al menos cinco detenidos dejó la trifulca.


Sobre el saldo del enfrentamiento ocurrido en el centro de Tuxtla este viernes cerca de las 11:45 de la mañana se dio a conocer que, hubo tres policías heridos y cinco ambulantes detenidos.


De acuerdo con testigos de este hecho los elementos de la Policía implementaron un operativo de desalojo en contra del ambulantaje pero se salió de control.


Los ambulantes acusaron que, los policías y fiscales agredieron a mujeres y a niños sobre la Segunda Sur, entre Calle Central y Segunda Poniente.

Los informales se organizaron y confrontaron a la Policía con piedras y palos, quienes salieron corriendo sobre la Segunda Sur rumbo a la plancha central.


En la persecución un elemento fue alcanzado y golpeado, resultando con una herida en la cabeza.


Ante los medios de comunicación los ambulantes acusaron a los policías y fiscales por actitudes abusivas.