• EFE

EU rechaza la oferta de Polonia de enviar sus aviones de combate a Ucrania

Washington.- Estados Unidos zanjó este miércoles la polémica por la propuesta de Polonia de transferirle aviones de combate para mandarlos a Ucrania al considerar que podría provocar una reacción de Rusia que llevaría a una escalada militar con la OTAN.


Así lo transmitió el secretario de Defensa de EE.UU., Lloyd Austin, a su homólogo polaco, Mariusz Blaszczak, durante la llamada telefónica que sostuvieron durante esta jornada.

Austin dio las gracias a Polonia por su disposición a seguir buscando formas de ayuda a Ucrania, "pero no apoyamos en este momento la transferencia de más aviones de combate a la Fuerza Aérea ucraniana, y por tanto no tenemos ningún deseo de verlos bajo nuestra custodia", remarcó el portavoz del Pentágono, John Kirby.

El martes, el ministro polaco de Exteriores, Zbigniew Rau, anunció que Polonia estaba "preparada" para entregar "de forma inmediata y gratuita" sus aviones MiG-29, de fabricación rusa, a las fuerzas estadounidenses radicadas en la base aérea de Ramstein (Alemania), a cambio de un número equivalente de aviones F-16 usados, de fabricación estadounidense.


Al conocer esta oferta, que calificó de "movimiento sorpresa", Kirby declaró ayer en un comunicado que aceptar tal propuesta planteaba "serias inquietudes para toda la Alianza" Atlántica y concluyó que la operación no es "sostenible".

Con base en los informes de inteligencia de que dispone, EE.UU. considera que la transferencia de los MiG-29 podría ser tomada por Rusia como un paso "escalatorio" y resultar en "una reacción rusa significativa que podría aumentar las perspectivas de una escalada militar con la OTAN", apuntó Kirby este miércoles en una rueda de prensa.

Por tanto, "evaluamos la transferencia de los MiG-29 a Ucrania como de gran riesgo", sentenció.

Otro de los motivos esgrimidos por Kirby es la creencia de EE.UU. de que la mejor manera de asistir a Ucrania es proporcionarle las armas y los sistemas que necesita para derrotar a Rusia, en concreto, defensas antiblindados y antiaéreas.