• Mario Aquino

Fray Matias de Cordova, el docente que cambia la educación de un estado

Tuxtla.- al parece que hemos olvidado el verdadero sentir del docente, así como al estudiante que se esta formando para instruir al infante; una creación que conlleva diferentes aportes de distintas ramas, hoy recordaremos a un pedagogo chiapaneco poco conocido, pero su trabajo significa la formación de una estructura educativa.



En 1810 en el estado de Chiapas se dio la Escuela Normal de Enseñanza Primaria; quien su fundador y director fue Fray Matías de Córdova, un fraile Dominico proveniente del municipio de Tapachula, Chiapas; el cual se dio a conocer muy bien por su peculiar pasión por la pedagogía, teniendo el propósito de ejecutar su método de enseñanza sobre lectura y escritura, que él mismo había ideado, causando un impacto en los medios docentes, particularmente que podía ser utilizado con eficacia sorprendente en los indígenas.


En efecto, tras 15 días de haber puesto en función dicha escuela, el educador hace una prueba donde da a demostrar que los alumnos sabían “leer y escribir” frente a autoridades civiles como eclesiásticas; posterior a la anexión de Chiapas a México, la institución siguió en pie, considerando que poseía varios problemas como los de índole económico, un ejemplo de esto fue que el director donde se enseñaba el método “Cordovense” tuvo que renuncia “por la falta de útiles que padecía”, he ahí donde el alcalde tomo decisiones muy apresuradas como poner a cargo de la enseñanza a vecinos de la institución, sin apoyar el armamento de estos recursos.


Esta escuela proporciono que el congreso del estado, en 1827 tomara acuerdos fundamentales en el ámbito educativo que son relevantes mencionar; “1- Nombrar una comisión de hombres instruidos, mandados por Córdova, y así proyecte todo conocimiento para la juventud, adecuado al sistema de enseñanza inventado por él mismo. 2- Formar otro proyecto que origine el establecimiento de una escuela normal en la capital de dicho estado, con la habilidad que en ella puedan formar se personas capaces que llevarán buena educación a los pueblos. 3- Financiar la impresión de cuadernos de lectura y demás útiles para la tesorería del estado.”


Ante esta situación se empieza a ver el interés de cultivar a los “pueblos originarios”, aunque hay un dato interesante en el informe del gobernador José Diego Lara, que fue dirigida al congreso donde menciona: “Varios pueblos… calman al gobierno para que establezcan escuelas bajo el nuevo y sencillo método de Fray Matías. Pero el gobierno, aunque sensible a tan justos recalamos, nada puede por sí. A vuestra soberanía pertenece dictar la ley que indica el artículo 124 de la constitución, y señala los fondos con que debe contraer los maestros”, consecutivamente esto traía cosas buenas en el estado, debido a que se empezó a dar “becas” a los alumnos en cada departamento con ayuda de los fondos municipales; después de tanto insistir, en el municipio hoy conocido como San Cristóbal de las casas (antigua capital del estado) se fundada en 1828 la Escuela Normal, por orden del H. Congreso del estado, quien en el discurso inaugural tiene propuestas muy prometedoras; pues esto trascendería en la educación indígena chiapaneca que estaba muy rezagada.


Hoy se le debe dar importancia aquellos docentes que se esmeran en llegar a lugares alejados de la metrópoli para poder enseñar el alfabeto, sitos donde aún carecen de algún tipo de conexión satelital, impidiendo el acceso a la nueva escuela virtual, inmortalizando una frase tan llena de verdad "Maestro rural, orgullo nacional”.