top of page
  • ALEJANDRA OROZCO

“Hablemos de ser madres”, el proyecto de Janeth y Marilyn

Tuxtla.- En esta ocasión, tuvimos de visita a Janeth Ruiz y Marilyn Montero, las creadoras de nuestra sección “Hablemos de ser madres”, que actualmente lleva ya cinco capítulos al aire y en donde tratan todos los temas relacionados con la maternidad, nos contaron un poco más de ellas, de sus ideas, sus familias y todo lo que podremos ver en este espacio, en el que todas las mamás son bienvenidas.


Janeth nos contó que este es un espacio dedicado a las mujeres, para que a través de sus experiencias y conocimientos nos orienten sobre el tema de la maternidad, dijo que a veces creemos que sabemos todo, pero la información es el poder que te ayuda en todas y cada etapa; así, ‘Hablemos de ser madres’ es una alternativa para las mamás, ya que hay demasiada información pero no siempre enfocada a un sector y más en Chiapas.


“Yo le decía a Marilyn que hiciéramos este proyecto para madres de todo nivel social, sector privado y público, si bien las mujeres no pueden tener acceso a un médico de cabecera, un ginecólogo o un pediatra, está la alternativa gratuita de ir a los centros de salud, a la clínica de parto humanizado, que ofrecen estos servicios y me dejaron impresionada”.

Marilyn, emprendedora y conductora de este proyecto, nos contó que la invitó su amiga Janeth, y decidió sumarse ya que a veces, no acercarnos a pedir información conlleva a que tomemos decisiones a la ligera, retomando temas de importancia, por ejemplo hace poco hablaron de parto psicoprofiláctico o sin dolor, que si ella cuando estaba embarazada hubiera tenido esa información lo hubiera elegido, así como otros temas que irán abordando.

“Nuestros temas son distintos, yo venía de una relación cuando quedé embarazada, lo que sentí fue culpa, pensar cómo lo iba a tomar mi mamá, qué iba a decir mi familia, la sociedad, temas de suma importancia que tocamos en el programa, cómo dar seguimiento a los diferentes tipos de embarazo, como soy única hija mujer, estaba la importancia de salir casada o si no, la sociedad te ve de mala forma, con el apoyo de mi pareja hablamos con mi mamá de que ya no eran tiempos como antes, no era hora de una boda, quizás más adelante; lo importante era alimentarme bien, tomar vitaminas, ir al ginecólogo, ver qué hospital, el tipo de parto, todos esos puntos que tocamos en el programa que son de suma importancia para que nos informemos, cosa que en su momento no hice, ahora me doy cuenta que me hizo falta”, señaló.


Todo eso, en la opinión de Janeth, conlleva a muchas mujeres maltratadas a no separarse, el qué dirán si estoy sola, que una mujer sola con sus hijos vale menos o es mal vista, en su caso fue diferente pero también hubo críticas, ella venía de un matrimonio de nueve años sin hijos, y era criticada por el típico “no pueden tener hijos, para cuándo el bebé”, si bien le daba risa, también enojo por dentro, ellos se plantearon disfrutar, porque se juntaron muy pequeños desde los 19 años, se casaron a los 23 y querían disfrutar la vida en pareja y sin hijos: viajar, ir a conciertos, a los 30 años se pusieron la meta de embarazarse, se dieron a la tarea y sí resultó.

“Fue algo muy planeado y querido, con comentarios de: pensé que no podías, felizmente mi bebé ya está próximo a cumplir dos años, cuando creo que le voy agarrando la onda, paso a otra etapa y vamos desde cero, otra vez a comprender qué está pasando, eso ayuda a tener paciencia, estoy entrando a la edad de los berrinches, donde trabajar con la paciencia es difícil”, señaló.

A ambas le ha costado acostumbrarse al manejo de sus tiempos, dividirlos entre familia y trabajo ha sido lo más complicado, dicen que es triste, en el caso de Janeth sintió que cuando nace el bebé pasas a segundo término, la atención es tu hijo, ella lloraba porque no se quería quedar, que se ocultara una parte de ella, quería seguir sus sueños, siempre quiso tener un programa y para eso, considera que debes tener el conocimiento o la experiencia, no hablar nada más de las cosas, cuando nació su hijo, dijo: es el momento, y qué mejor que con una amiga, no se quiso doblegar con lo que dirá la gente, y así se han ido adaptando; lo más complicado es adaptar el tiempo profesional y la maternidad.


“Yo platicaba con una amiga que tenía un proyecto de trabajo y quería embarazarse, le dije: piénsalo bien porque en lo personal es muy difícil cuando tu hijo se enferma y tienes ya un orden hecho, no es lo mismo que la abuelita la cuide, mi hija mayor se enfermó, la dejé con mi mamá y sentí que dejé una parte de mí botada, pero a la vez tenía compromisos de trabajo; otro punto es cuando llego a casa y me preguntan, qué vas a hacer de comer, les digo que voy a comprar comida, y me dicen que no, que yo cocino rico, eso me rompe el corazón, pero por cuestiones de tiempo, trabajo y cuidarlas a ellas tengo que hacerlo”, señaló Marilyn.

Janeth considera que cada maternidad es diferente, a veces planeamos muy bien el embarazo, ella llevó un curso para manejo del dolor y estrés, cómo esperar el parto de manera tranquila y segura, estos cursos trabajan mucho el empoderamiento, que el cuerpo de la mujer está diseñado para eso y tú puedes a pesar de que cambien las cosas, y a la hora por cuestiones de salud no pudo ser como quería, pero se mantuvo tranquila en el proceso, porque supo qué podía llegar a pasar, no tener miedo porque los cambios son naturales y si te informas no pasa nada, saber qué hacer si llega a pasar.

“También hablar de lo difícil que puede ser la maternidad, la información que se busca en el mundo es de revista, de que la maternidad es lo más hermoso que te puede pasar, donde parece que es pecado que te quejes, te guardas ese sentimiento de estoy cansada, abrumada, desesperada, hay que hablar de la realidad, de lo que es la maternidad, de cómo los papás se pueden involucrar desde el embarazo, sin que te digan: tú le sabes, sí, pero una no nace aprendiendo, tienes que aprender, o cuestiones de: te cuido al niño mientras ves la tele, y luego te lo devuelven porque quiere contigo, o te preguntan dónde está la leche, eso no es ayudar, es atender al 100 por ciento al bebé”, dijo.

En el curso, también tocan el tema de cómo los hombres se pueden incorporar desde el embarazo a hacer la maleta, ya que los papás deben hacer la primera maleta para que empiecen a involucrarse y no estén preguntando dónde está el pañal cuando mamá esté recién aliviada, señalaron que es importante tocar ese tema; en el caso de Marilyn, quien tiene dos niñas, dice que es más complicado que cuidar a un niño, sin embargo ambas son bastante diferentes, dice que a la primera ya la esperaban en cualquier momento, y a la segunda no.


“Me hice tanto a la idea que sólo quería una niña que sí me costó mucho, psicológicamente me auto preparé para una y me costó demasiado aceptar, decía qué voy a hacer, empezaba con proyectos de trabajo y a la par tenía que empezar de cero a cambiar pañales, a lavar mamilas; de hecho tenemos un programa pendiente con una amiga que es madre de cinco hijos, queremos que sepa la gente cómo es la vida con cinco hijos, en etapas desde recién nacido, preescolar, adolescente, cómo le haces con toda tu familia para hacer tus cosas en el día, cómo se coordinan entre todos para las tareas, la limpieza de casa”.

Y es que la idea, es invitados profesionales pero también mamás, incluso tendrán a una amiga que no quiere tener hijos, a exponer la parte de lo incómodo que es que les pregunten: para cuándo un hijo, incluso hay quienes no pueden tener y es un shock, por eso el programa va por etapas, desde la concepción, tipos de partos, clínicas, cursos, la lactancia, que se adelantaron porque era la semana mundial, y hay otros programas pendientes, como el cuidado de la piel, por la pancita y las estrías.

“Hablando de lactancia, un factor es la desinformación, otro son las creencias y mitos, y otro es el ritmo de vida de las mujeres, la doctora que tuvimos de invitada nos contaba que la primera salida de leche es el calostro, dosis pequeñitas que nuestras mamás o abuelitas nos decían que no se va a llenar, o que no estás produciendo leche, los mitos de si te baja la leche, si te ves desnutrida, si pide tomas constantemente es porque no se llena, y es que las fórmulas están hechas para hacer digestión cada tres horas y la leche materna no, el estómago del bebé es pequeñito y la leche se adapta, el hecho de que dar pecho no debe de doler, es cuestión de agarre, si te informas lo vas a poder lograr, incluso en las clínicas te piden el biberón, por eso tú debes pelear al bebé, que te lo den y tengan ese primer contacto contigo es primordial”, dijo Janeth.


Precisamente están concluyendo la etapa del embarazo, luego van a hablar de los primeros meses como alimentación, productos que sirven y que no sirven, juguetes, incluso cuando ella era de la idea de ‘nada de pantallas’, pero sabe que si no le pones si caricatura no avanzas, en cambio le puedes configurar el tipo de luz, contenido, horarios, controlar su uso, incluso a veces, Marilyn ve con sus hijas que a veces saben más de tecnología que los adultos, y ellos como papás tienen una aplicación donde ven qué es lo que ven, lo que descargan, con eso mantienen el control.

“Gracias por el espacio, este era un proyecto pequeñito que iniciamos en el local de Marilyn, grabando un podcast con un micrófono y ahí con todo el ruido de la calle, ya tener este espacio es maravilloso, estamos encantadas y agradecidas, sígannos como ‘Hablemos de ser madres’ en Facebook, Instagram y TikTok”.

14 visualizaciones

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


Banner GOB.jpg
Cambio climático 950x125 copy.png
Copa América 2024.jpg
Estar Consiente.jpg
bottom of page