• RUBÉN PÉREZ

Imposible ocultar desplazamiento de migrantes centroamericanos

Tuxtla.- José Luis González, integrante de la Red Jesuita con Migrantes en Guatemala, dijo que el gobierno de este último país está en la misma línea que México en la respuesta militar auspiciada por el país del norte, “Guatemala hace lo que Estados Unidos quiere”.



Refirió que el incremento del desplazamiento de centroamericanos en los últimos meses no se puede ocultar ni de los números oficiales en los países involucrados, pues alcanzaron récords como las 171 mil detenciones reportadas en EU; “en 15 años no se tenían esas cifras”.


Recordó que, en 1980, EU financió la guerra en países del triángulos del norte y en la actualidad, “el 80 por ciento de las armas con las que nos matamos en Centroamérica vienen de Estados Unidos. Atender las causas de la migración no solo se trata de las causas internas sino también externas”.

Habló de “caravanas invisibles” porque pasan desapercibidas bajo la corrupción de funcionarios de migración en México. “Detectan los vehículos en los puestos de control migratorio, cuentan a las personas y más adelantes les piden 10 dólares por cada uno para poder seguir adelante”, explicó.

“Algunos hablan de migración hormiga, dispersa, migración en tráileres que es una migración que siempre ha existido pero vienen con más fuerza. Las carreteras y rutas están ahí, pero están utilizando métodos en gran manera”, reveló.

Por su parte, Brenda Ochoa, del Centro de Derechos Humanos Fray Matías de Córdova AC, recordó la vulnerabilidad de las personas en movilidad humana, tanto por la corrupción como por las redes del crimen organizado que provocan un incremento en los secuestros.


“Parece que hay una predisposición a disuadir, contener, detener y no ha tener mecanismos que provean la seguridad a las personas que llegan a México con necesidades de protección”, especificó.


Para Fray Gabriel Romero Alamilla, de La 72, Hogar - Refugio Para Personas Migrantes, otros migrantes toman rutas como “ley de la selva” para bordear la aduana, operativos, puntos de revisión.


Aunado a que en agosto de 2020 dejó de funcionar el tren mejor conocido como “La bestia”, durante la pandemia del covid-19, la migración comenzó a caminar por las vías hasta llegar a los puntos de la ruta migratoria.


“Son víctimas de asaltos de secuestros, extorsiones por redes de delincuencia organizada, operativos, que suponemos y sospechamos, están coludidos con las autoridades migratorias”. El llamado, dijo, es derechos humanos porque hay una urgencia humanitaria en la frontera sur de México.