top of page
  • ALEJANDRA OROZCO

Isckra, emprendedora y sanadora de corazones

Tuxtla.- Isckra Georgina Albores es licenciada en pedagogía, maestra en psicopedagogía, especialista en dificultades de aprendizaje, déficit de atención y especialista en psicoterapia Gestalt y terapia de contención, entre muchas otras cosas, pero también es emprendedora no solo de uno, sino de dos negocios, y siempre con una actitud positiva.


“Mi nombre es ruso, significa ‘chispa’, le preguntaba a mi mamá por qué me puso ese nombre y luego me di cuenta que siempre he sido bastante movida y me queda bien… en mi caso el emprendimiento surge como una necesidad de generar otro ingreso, con la pandemia tuve que parar mucho mi tiempo como psicoterapeuta y no estaba logrando obtener esos ingresos para continuar”, explicó.



Es así como se topa con los productos de Neora, que son productos anti edad veganos, libres de químicos y parabenos, los descubre porque se le caía mucho el cabello y con estos productos le empezó a crecer, y es que con el tema del COVID a muchos se les debilitó el cabello y con esta marca se le regeneró.

“Encontré mucha capacitación, la posibilidad de emprender conectando con los demás, tengo un año con la marca y confío mucho en el producto, quise compartir lo que me había funcionado con otras personas, empezó como una necesidad pero creció como un gusto de que a alguien más podía funcionarle, son productos anti edad para hombres y mujeres, la crema de noche anti arrugas es el producto estrella, se ven mejoras significativas de 30 días a tres meses, para el cabello hay un tónico de crecimiento, tenemos un bloqueador solar que es transparente, estos productos no tienen olor ni color, todos son naturales y son tanto para hombres como para mujeres”, explicó.

Lo que la atrapó de la marca es que te ayuda a crecer, siempre ha estado interesada en la sanación personal y acompañar a otros, por lo que le llegó como una oportunidad de darle una vuelta a algunas creencias, como que sólo emprenden quienes tienen necesidad, a los que les hace falta dinero o no estudiaron, cuando en realidad estos emprendimientos se pueden hacer por gusto, le ha dado el reto de exponerse, de mostrarse, lo que no había podido hacer desde su profesión, de tener nuevas inercias con otras personas.

Isckra también es mamá de dos niños, y sabe que el tema del auto cuidado queda en un punto importante para quienes deciden tomarlo, entonces se puso a pensar cómo enseñar el auto cuidado hacia distintos círculos, desde los pequeños hasta los hombres que muchas veces son renuentes, pero piensa que si la crema logra mejorar la sensación de una persona eso es auto cuidado, que también puede transmitir con mis hijos, le da la confianza de hacerlo.

La belleza no es el único sector en el que ha decidido emprender, quiso empezar a invertir en una franquicia y se hizo socia de MásChurro, una isla de churros ubicada en Plaza Ámbar que maneja productos premium, debido a la necesidad de observar más qué estamos comiendo, la ventaja es que todos sus productos son de calidad, trabajan con marcas comerciales reconocidas y certificadas.

“Me latió esta franquicia, y cuando la estábamos instalando ni siquiera los había probado, a veces hay que confiar en el instinto, la pandemia te enseña que, o vives ahora o lo dejas para después, invertir el patrimonio que vendimos en la familia es un riesgo que no se puede calcular del todo, es cuestión de trabajo, de aventarte, como mamás y mujeres que no somos administradoras o de finanzas nos sentimos abrumadas, en el caso de Neora sí lo puedes hacer y regular desde casa, pero una franquicia implica responsabilidades, pagos, le tenemos que entrar”, describió.


MásChurro se ubica en planta baja de Ámbar Fashion Mall en horario de 11 a 9, también los encuentras en esos horarios en Deli, Rappi y Didi, también les han pedido el servicio para fiestas y reuniones, aunque el emprendimiento no es lo único en lo que destaca.

“Sigo acompañando en terapia cuando me es posible, he ido aprendiendo, ajustando, organizando prioridades y para muchas es familia e hijos, pero no tiene por qué afectar nuestro negocio, aunque a veces lo pongas un rato en segundo lugar, lo importante es que los hijos aprendan que mamá puede emprender y ellos también, mi mamá nos sacó adelante y hacia las comidas más ricas, es importante estar presente con los hijos cuando más lo necesitan, a veces tengo que frenar mis pendientes y me toca abrazar, escuchar la historia, limpiar los moquitos”, señala.

La también madre de familia considera que eso a veces nos hace sentir culpables por no cumplir con una y otra cosa, pero el tiempo de los hijos nunca va a estar de más; además está el tiempo con nosotras mismas, por lo que considera un reto ir aprendiendo, identificando cuando nos sentimos culpables, porque a veces dice que ni el marido ni los hijos lo están sufriendo, por eso piensa en darle fuerza de nuestra propia energía a nuestro emprendimiento, pues cada uno es nuestro y de nadie más.


“Nosotros lo estamos cuidando, muchas personas no van a creer en esto pero lo tengo que intentar, por ejemplo tenemos muchas ideas y creencias que nos están limitando, desde ‘no puedo, no es para mi, estoy muy grande o muy joven’, cuando realmente es algo que tenemos que aprender, estudiar, buscar ayuda, no todo lo tenemos que saber, lo primero es conectar con su intención, con su instituto y vean de sus opciones y proyectos qué es lo que más suma a tu corazón, si todavía te llama inténtalo, si no sirve ni modos, echas para atrás y vuelves a intentar”, señaló.

Para consultas, la puedes contactar al 9612531374, afortunadamente reconoce que la gente se ha abierto mucho camino para buscar apoyo emocional, no solo en consulta, también hay libros, películas, el chiste es ir hacia esto y sentirse mejor como personas.

92 visualizaciones

Comments


Banner GOB.jpg
Cambio climático 950x125 copy.png
Copa América 2024.jpg
Estar Consiente.jpg
bottom of page