• EFE

Joe Biden visita zonas devastadas por tornados, promete aumentar apoyos

Washington.- El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, recorrió este miércoles varias zonas de Kentucky asoladas entre el viernes y sábado por los tornados que afectaron a al menos seis estados del país y prometió hacer "lo que sea necesario" para apoyar en las tareas de reconstrucción.



"Les prometo: van a sanar, nos vamos a recuperar", afirmó el mandatario en un discurso en Dawson Springs, después de recorrer esta y otras localidades de Kentucky fuertemente golpeadas por el temporal, que causó en ese estado al menos 74 muertos.


Luciendo una gorra azul y sin corbata, Biden saludó y apretó las manos de los lugareños que aguardaban para verlo, algunos de ellos sentados sobre los escombros de lo que queda tras el impacto de los tornados.


"Tengo la intención de hacer lo que sea necesario, mientras sea necesario, para apoyar a su estado, a sus líderes locales y mientras se recuperan y reconstruyen, porque se recuperarán y reconstruirán", agregó Biden.


El presidente pidió mantener la fe y relató su experiencia personal cuando perdió, en 1972, a su primera esposa y a su hija en un accidente automovilístico antes de Navidad.


Biden llegó primero a la base militar Fort Campbell, ubicada en la frontera entre Kentucky y Tennessee, y emprendió un recorrido, a pie y en helicóptero, por las poblaciones de Mayfield -donde el colapso de una fábrica de velas causó ocho muertes- , Princeton y Dawson Springs.


En su itinerario estuvo acompañado por el gobernador de Kentucky, Andy Beshear, y esposa, Britainy Beshear, así como por autoridades locales y miembros de su Administración.



AYUDA FEDERAL


Biden anunció que su Gobierno cubrirá en un 100 % el costo de los primeros 30 días de los trabajos de emergencia, remoción y limpieza de escombros, así como del personal movilizado, entre otros.


También destacó que la Agencia Federal para la Gestión de Emergencias (FEMA, en inglés) dispone de 69 generadores de energía eléctrica, unos 144.000 litros de agua potable y alrededor de 24.000 raciones de comida para apoyar a las comunidades.


La ayuda, aseguró, abarcará apoyo emocional para quienes lo requieran: "Hay mucho estrés postraumático cuando estás acostado en tu casa y de repente el techo vuela y te preguntas si tus hijos están cerca", admitió Biden, quien recordó que no solo los soldados y sus familiares afrontan este tipo de situaciones.


El presidente advirtió igualmente de que solo este año los eventos relacionados con el cambio climático han causado pérdidas estimadas en 99.000 millones de dólares.


En ese sentido, ilustró que los incendios, entre ellos los que afectaron a California, devastaron este año una área "más grande que todo el estado de Nueva Jersey", de poco más de 19.000 kilómetros cuadrados, e indicó que en este tema "hay mucho por hacer".


RESPALDO ABRUMADOR


Antes de las palabras de Biden, el gobernador de Kentucky, quien ha estado al frente de la atención de la emergencia, confió en que los estadounidenses trabajarán "juntos" en la recuperación de las zonas destrozadas en el estado.


"Podrían pensar que estamos destrozados, pero no lo estamos. En Kentucky, somos buena gente, nos amamos y nos apoyamos unos en otros", afirmó Beshear, quien agradeció el "amor puro e incondicional" de todo el país.


Agradeció a Biden por las tres llamadas personales que le hizo durante el primer día de la catástrofe y por la aprobación, en tiempo récord, de la declaración de emergencia, que les permite disponer de más fondos federales.


Además de los 74 fallecidos en Kentucky han sido reportados 4 muertos en Tennessee, 2 en Arkansas, dos Misuri y 6 más en Illinois, donde se derrumbó parcialmente una gran almacén de la empresa de comercio electrónica Amazon, a raíz de la tormenta que ha causado un total de 88 muertos y cuantiosos destrozos materiales.