top of page
  • Annete Lewis

La Columna: No es magia tampoco


No es que no se pueda, porque puede ser que por ahí haya alguien que lo intente y deberíamos analizar sus resultados, pero pensar que porque un equipo se llame Estudiantes del COBACH, significa que va a estar conformado exclusivamente por estudiantes de esa institución, ya es avaricia, dijera la televisión. Insisto, no es que no se pueda, es que quizá no es para nada sencillo como se escucha cuando alguien lo usa como argumento.

Ya les hablábamos en otras ocasiones que, pocos equipos han conseguido recorrer todo el tramo desde la categoría más baja en el profesionalismo, que sería la tercera división (de ahora o de cuando usted, amable lector, guste y mande), hasta la Liga MX, o primera división, como usted quiera reconocer a la Máxima Categoría.

Los Tecos de la UAG lo consiguieron y a partir de ahí no falta quien sueñe con ese hito, pero no revisa si se hizo con estudiantes de la Autónoma de Guadalajara y eso también deberá considerarse.

A lo lejos, hablemos pues de un estado que, en el ámbito deportivo ha mantenido un ejemplar desarrollo, encontrando con la tecla para producir deportistas de élite, en muchas disciplinas y futbolistas no es la excepción. Decir que Chiapas cuenta con una estructura que produce jugadores, si apenas y hay entrenadores de escuelas que se certifican, una buena mayoría es empírica y con algunos cursos que apenas alcanzan para conocer cómo deben funcionar y eso deben ser las bases de que existan. Ya después podemos ver si en el COBACH existen profesores de educación física o entrenadores de futbol, que pudieran formar parte de una estructura en la que se pueda encontrar un jugador en cada plantel. Todos los Colegios de Bachilleres del país tendrían una mina de oro y deberían pues enfocarse en la producción de jugadores, es una utopía total.

Que en Chiapas el COBACH haya tenido la intención de entrar con este proyecto, seguramente obedece a varios factores y uno de ellos es el de encontrar una identidad en la que, como es costumbre, no se habla de esa institución más que por asuntos administrativos malos y no es que no existan o que no haya forma de que sea diferente, pero es una posibilidad de que, con el paso de los años, haya manera de ir involucrando jugadores que sean estudiantes o promesas del futbol que puedan comenzar a estudiar en el COBACH con la posibilidad de estar en el profesionalismo, es una utopía también, que no se termina mientras no se intente.

2 visualizaciones

Entradas Recientes

Ver todo

Σχόλια


Banner GOB.jpg
Cambio climático 950x125 copy.png
Copa América 2024.jpg
Estar Consiente.jpg
bottom of page