top of page
  • Annete Lewis

La Columna: Que finalmente fueron 3



La rehabilitación del estadio “Flor del Sospó” ya se alargó un poco y comúnmente cuando esto sucede, se comienza a especular demasiado porque hace más de cuatro meses se anunció que entró al quite Gobierno del Estado, con dos dependencias que aportaron un dinero con el fin de “beneficiar” a los futbolistas tuxtlecos. La realidad es que ya es necesario que alguien de la Liga Municipal de Futbol Soccer salga a detallar cómo fue este proceso desde el punto de vista económico.

Dice un documento oficial desde el Indeporte que, entre ellos y con el arropo de la Secretaría de Hacienda, se aportaron 3 millones de pesos para el Sospó, que seguramente se metió en complicaciones con esta rehabilitación y comenzó a tocar puertas para que alguien lo rescatara; después, los dirigentes de esa competición, que son quienes tienen en propiedad el estadio, deberán demostrar que la “inversión” valió la pena, no es un regalo ni una donación, es un compromiso con el que deben comenzar a trabajar de forma ordenada y bien.

Primero, habrá que revisar si ya se afiliaron a la asociación, porque desde ahí comienza la indisciplina, cualquier jugador puede armar un pleito (miren que últimamente sucede con mucha frecuencia), sabedores de que sus actos no tendrán tanta repercusión y mañana podrá ir a jugar a otra competencia.

Se imaginan que alguien comete una falta que produce una lesión, jugando para un equipo que participa en una liga afiliada, es castigado con su respectivo boletín a todas las ligas afiliadas, pero después se encuentra con la posibilidad de jugar en la Liga Municipal, en el Sospó, donde la autoridad puso dinero para rehabilitarlo. Es necesario que regrese el orden desde ese sentido.

Después, están obligados a quitarse ese disfraz de liga de antaño, con tradicionalismos y más cosas que no encuentran argumento para justificar que el Gobierno les haya entregado tres millones de pesos, hay que  trabajar en otros rubros, como el futbol femenil, por ejemplo.

Nadie desconoce que uno de los atractivos de dirigir la Liga Municipal, es tener el control del Sospó y la cantina que tienen en las gradas, obviando que la principal responsabilidad de tener un espacio de ese tipo, es promover y desarrollar cada vez más la práctica del futbol, en una liga que ya tiene más de una década caminando sin sentido y perdiendo cada vez más prestigio.

1 visualización

Entradas Recientes

Ver todo

コメント


Banner GOB.jpg
Cambio climático 950x125 copy.png
bottom of page