top of page
  • Annete Lewis

La Columna: Una final esperada



Para todos aquellos que tienen hambre de vender un nuevo “clásico”, los que también se mueren por cambiar la historia del futbol mexicano y colocar a Tigres como un equipo “grande”, vaya que si en México parece que es más la imperiosa necesidad de tener nuevos referentes, aunque en el proceso no exista el mínimo argumento más que la opulencia económica, o un par de juegos atractivos.

América es, junto a Chivas, referente del futbol mexicano y su rivalidad con Chivas, que vivió una época álgida, suficiente para conseguir peleas, broncas inolvidables y momentos de pura pasión, suma muchas cuestiones como lo antagónico de sus ideologías. Tigres debe conformarse con pelearse con su vecino en Nuevo León, América y Chivas dominan el país entero y su fama cruza fronteras.

Es cierto que Tigres pudo haber ganado terreno entre la afición de nuestro país, porque le ha tocado una gran época; sin embargo, imaginen que a pesar de eso, Chivas y América siguen sumando adeptos y eso que no ganan “tanto”

La historia no es negociable y de a poco puede existir una rivalidad que tenga tintes de protagonizar una época, quizá la maquinaria mercadológica que tiene América, podría buscar crear productos que le ayuden a vender a la empresa televisora, pero que reconocen en lo deportivo, que hay algo que no puede mejorarse y es el clásico nacional. Lo demás es eso, intentos mercadológicos.

Pero ya en lo deportivo, ya el torneo pasado decían que Tigres era un equipo que se hizo viejo, que con elementos como Nahuel, Pizarro y Carioca, ya podían comenzar a despedirse de su época más productiva; sin embargo, están en una semifinal consecutiva y con todas las posibilidades de alcanzar el objetivo planteado.

América encontró un entrenador que sabe mover sus piezas, que gusta de buen futbol y que revive la época dominante en Coapa, bajo el mando de Jorge Vieyra, ahora con Jardiné que tiene la intención de llegar al título y consagrarse en el balompié mexicano. Va a tener mucho más repercusión en el país que gane el América, que si Tigres consigue mantenerse ganador. Si América pierde, también habrá muchas repercusiones que en Nuevo León ni sueñan.

Que puede ganar Tigres, lógico, es más, los universitarios son nuestros favoritos en esta sección de su gustado rotativo, pero de que eso vaya a suceder, pues ya serán 180 minutos los que terminen por elegir a un campeón más. América es favorito de todos y lo respaldan sus números, pero llegó el momento de ponerle la cereza al pastel, o considerarlo de nuevo como un fracaso.

13 visualizaciones

Entradas Recientes

Ver todo

コメント


Banner GOB.jpg
Cambio climático 950x125 copy.png
bottom of page