top of page
  • EDITORIAL

La Columna: Una noticia sorpresa


Cuando parecía que no podía haber más por lo cual se hablara del Instituto del Deporte en esta semana, apareció un mensaje de WhatsApp, reenviado y que requirió de verificación para corroborar la información. Uno de los elementos que había traído puesta la playera del Instituto, quizá desde que se denominaba Indeporte hace poco más de dos décadas, anunciaba que dejaba su trabajo por salud.

Y cuando dice salud, no hablaba de alguna enfermedad de esas que requieren tiempo pero que tampoco es menor y debe atenderse.

Se trata de José Antonio Cobos, conocido como Pepe Toño entre deportistas y dirigentes, en innumerables ocasiones tuvo que ser quien pusiera el pecho a las balas, cuando la situación lo requería y sin importar cómo se llamara el director o secretario en curso. Lo raro del caso es que muy cerca de alcanzar una jubilación que sea justo para los años que se han trabajado en esa dependencia, la decisión debe estar basada en algo realmente difícil.

Decía Jorge Valdano que, “Más vale perder el trabajo que la dignidad, que al final se termina perdiendo ambas” y en el caso de Pepe Toño, parece que pudo ser antes, desde cuando sucedieron algunas otras, como la de Fermín Carrasco, por ejemplo, la primera o segunda salida del cubano, pero nunca es tarde.

“Por profundas diferencias con la actual dirección del Instituto del Deporte” y señalando un “absurdo descontrol en el que se ha caído” adjuntando un “las cosas se ponen cada vez peor” y eso no hace más que dejar en evidencia lo que sucede en una dependencia, sí, de la que en 2005 José Antonio Cobos fue parte y formó equipo para el que ha representado el mayor éxito deportivo en la historia de esa dependencia.

Cuando Fermín Carrasco renunció por segunda ocasión, detalló con algunas personas algunos puntos que lo orillaron, en la primera de ellas afirmaba que lo quisieron hacer firmar la solicitud de uniformes que estaba desproporcionada en cuanto al monto y que no lo aceptó; después, situaciones del mismo tipo.

Ahora, José Antonio Cobos podría relatar lo que sucede con esas “Diferencias”, o con el “descontrol” porque se supone que aprendieron a administrar mejor el dinero y que ahora, aunque la ley no se los permite, han encontrado la forma de “apoyar”. No cabe duda que la 4T, a menos en estos días, ejemplifica en el deporte lo que no debe hacerse.

0 visualizaciones

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


Banner GOB.jpg
Cambio climático 950x125 copy.png
Copa América 2024.jpg
Estar Consiente.jpg
bottom of page