top of page
  • Annete Lewis

La Columna: Una pena de nuevo…


El tiempo de los movimientos en el basquetbol se vive normalmente en esta época del año, porque a muchos les parece que es tiempo de buscar acomodarse donde pueda tener mejores perspectivas y a partir de ahí, ya analiza para dónde puede ir. No es nuevo que clubes decidas cambiarse de “bando” en esta época, pero todos siguen sin aceptar que no tendrían que tener esa posibilidad siquiera.

Pero existe este movimiento incesante, en los que son los intereses de cada uno los que obligan, debido a que existen varios organismos y ninguno puede ofrecer certeza, el que tiene un proyecto sólido, únicamente quiere un sitio donde pueda competir y no es que busque el mejor, busca donde tiene sitio, porque donde se mantiene hasta ese momento, ya no puede ofrecerle certeza.

Que si uno de os organismos es el que puede llevarte a Nacionales CONADE, que si otro tiene su evento nacional federado o si el otro va a otros tantos eventos en otro sitio del país, cuando se realizan procesos selectivos en Chiapas, no existe un evento que pueda ofrecer nivel verdadero y de nuevo, hay que reconocer que siguen sin reconocer que, hace ya unos 17 años que mantienen el basquetbol sin un proyecto deportivo importante.

Y tiene mucho que ver con que las agrupaciones, una como ADEMEBA, no tenga la menor idea de lo que se debe corregir, se les hizo comodino únicamente dejar que el resto trabaje y ellos poner la cara y en eso ha colaborado algo como la inoperancia de las autoridades municipales. Todos los municipios donde exista un club de basquetbol, ha delegado su responsabilidad de generar deportistas y le permite a los demás que usen sus instalaciones para los intereses individuales.

ACHIBA podrá tener las mejores intenciones, pero de alguna manera, esa tendencia de no preocuparse por enterarse de cómo funciona todo, ha dejado a esa buena intención sin opciones, su dirigente es voluntarioso, pero quienes lo secundan un día están con él y el otro donde los lleve la corriente y finalmente, el nuevo organismo, que ya trabaja con ACHIBA, pero se conflictúa con ADEMEBA, parece que ya comenzó a encontrar la mejor manera de tener diferencias.

Ni buenos y en algunos casos si, muy malos, pero el basquetbol seguirá sin sentido, mientras tengamos los mismos dirigentes, manejables y títeres de intereses de terceros.

Entradas Recientes

Ver todo
bottom of page