• EFE

La obesidad dispara los casos de trastornos mentales

Ciudad de México.- Ocho de cada diez mexicanos con obesidad sufren de algún tipo de trastorno mental que se ha agudizado por los efectos sociales de la pandemia de la covid-19, aseguró este jueves el doctor Luis Meixueiro Torres, especialista en psiquiatría por el Instituto Nacional de Psiquiatría Ramón de la Fuente Muñiz.


Con motivo del Día Mundial de la Obesidad, que se conmemora cada 4 de marzo por iniciativa de la Federación Mundial de la Obesidad, el doctor Luis Meixueiro explicó a Efe que debido al confinamiento por la pandemia habrá más personas con obesidad y con trastornos mentales.

Según la Encuesta Nacional de Salud y Nutrición, el 74,1% de la población adulta y 38,2% de la población infantil tienen en México sobrepeso u obesidad, cifras que irán en aumento durante los próximos años ya que el 34 % de los mexicanos ha subido de peso durante la pandemia.

El estudio de Ipsos titulado "Las implicaciones del covid-19 en nuestra dieta y salud" reveló que los mexicanos aumentaron su peso durante la pandemia un promedio de 8,5 kilos por persona, la cifra más alta comparada con otros países.

"Durante el confinamiento ha habido un exceso en el consumo de carbohidratos y además la ansiedad disparó las cifras de sobrepeso", indicó el doctor Meixueiro Torres.

"Hay que tener en cuenta que no se come más por hambre, sino por ansiedad. En la población infantil la pandemia ha provocado un mayor aislamiento social que tendrá enormes consecuencias", prosiguió.

"El aspecto emocional interviene de manera contundente a la hora de comer. Hay personas que comen por tristeza, por impulso, por enojo, quienes tienen trastorno por atracón nocturno. Sin duda se va a duplicar el problema de la obesidad y lo tenemos que atender urgentemente", agregó el siquiatra.

"La depresión y la ansiedad, que están relacionadas con la obesidad, son una parte esencial de las emergencias sanitarias que padecemos y que agudizan las otras epidemias: la diabetes, la hipertensión y las enfermedades mentales", indicó.

El doctor Meixueiro Torres destacó que para resolver los trastornos mentales y la obesidad o sobrepeso se requieren la respuesta integral de un equipo multidisciplinario de especialistas en nutrición, endocrinología, cardiología y psiquiatría, entre otros, y en caso de ser necesario al tratamiento con fármacos efectivos y seguros e incluso cirugía bariátrica".

"No hay una solución mágica o una píldora milagrosa porque se requieren soluciones integrales. La obesidad es una enfermedad con profundas raíces, entre ellas genéticas, biológicas, alimentarias y de salud mental, por lo que su tratamiento debe hacerse con un enfoque integral y un equipo médico multidisciplinario", dijo.

A nivel mundial las cifras de personas con obesidad se han cuadruplicado desde 1975. Entonces, un 4 %de la población mundial padecía de sobrepeso y ahora es del 20 por ciento.

México es actualmente detrás de Estados Unidos el segundo país del mundo con mayor índice de personas obesas y lo que es peor es el primer país del mundo con niños que padecen sobrepeso.

El siquiatra insistió en que en los últimos años se ha triplicado la atención por depresión y ansiedad que, a su vez, hace que aumenten los días de incapacidad laboral en las empresas en una espiral de efectos en la economía y en la salud pública.

"El panorama es realmente desolador si no se toman medidas de salud pública y también con la participación de las familias y de un plan de educación sobre nutrición porque los carbohidratos son el verdadero enemigo de la salud", concluyó el doctor.