• ALEJANDRA OROZCO

Le buscan nombre a cría de manatí

Tuxtla.- El manatí es una especie en peligro de extinción según la Norma Oficial SEMARNAT 0259-2012, por lo cual desde 2012 nuestro estado los protege a través del Manatiario que se ubica en Catazajá, y es que solo habita los humedales del norte de Chiapas, en este municipio y Palenque, por ejemplo.


María del Rosario Bonifaz Alonzo, Secretaria de Medio Ambiente e Historia Natural (Semahn), detalló que algunas amenazas contra la especie son la pesca ilícita, las lanchas de motor por las aspas que los pueden mutilar, varamientos, cambio climático, alza en las temperaturas e incluso abandono por parte de las madres, como el caso de una hembra rescatada en Catazajá el año pasado, por lo que buscan hacer conciencia sobre la riqueza que representan.

Es por ello que la dependencia a su cargo convoca a niñas y niños chiapanecos a ponerle nombre a esta cría, a través de un concurso de dibujo para niños de 6 a 12 años que podrán enviar su creación junto con el nombre que les gustaría ponerle a este animalito, para ser preseleccionados por un jurado y pasar a la segunda fase, en la que a través de redes sociales se elija con likes y compartir el nombre ganador.

Los premios incluyen, para el primer lugar, una visita al Manatiario de Catazajá para el ganador y un acompañante, con gastos pagados saliendo desde Tuxtla; el segundo lugar se gana un recorrido nocturno en el Zoomat acompañado de su familia, y el tercer lugar es un recorrido diurno por este zoológico junto con su familia, los tres primeros lugares obtendrán un reconocimiento. La fecha límite para la recepción de dibujos es el 20 de mayo.

Manatíes en peligro de extinción

Por su parte, el biólogo Pedro Sánchez Montero, señaló que el Centro para la Conservación e Investigación del Manatí en Catazajá, se ha convertido en el centro más importante en su tipo, que incluso brinda apoyo a Tabasco en la rehabilitación y rescate de estas especies, así como PROFEPA les ha pedido ayuda para rescates en Campeche, como fue el caso de esta cría.


“Llegó en un estado bastante deplorable, ponía en peligro su vida el estado en que venía, fue rescatada empalizada, los compañeros pescadores de la región la aislaron en un cuerpo de agua y le dieron un biberón con leche de vaca, cuando estos ejemplares a pesar de ser mamíferos solo toleran leche de la madre o una marca de leche en especial”, puntualizó.

Fue así como el 5 de diciembre arriba al Manatiario, donde recibe tratamiento para la deshidratación, estuvo 45 días luchando hasta que se estabilizó, ya que también presentaba problemas gástricos por la leche que le dieron; actualmente ya está estable, ha crecido 22 centímetros y ganó bastantss kilos, de llegar con 26.3 kilos ahorita ya pesa 46.3, mide 122 centímetros de los 102 que llegó midiendo, tiene siete meses de edad.

El especialista consideró necesario incrementar la sensibilización ambiental dados los registros escasos que se tienen, son apenas entre 70 y 80 ejemplares en Chiapas, así como dos ejemplares en dicho recinto; esta cría y un macho juvenil, Canek, que fue rescatado hace dos años y medio y ya se encuentra dentro de un programa para rehabilitación con el objetivo de ser liberado.

Un factor que amenaza a la especie es el cambio climático, que se expresa en precipitación y temperatura, esto le está afectando a la especie o a su hábitat porque cuando se expresan temperaturas muy altas, a nivel de evaporación se van disminuyendo los cuerpos de agua, esto hace que los ejemplares queden varados en algunos sitios y la temporada de lluvias se acorta.

“Entonces la recuperación de los niveles de agua es más lenta, eso pone en peligro a la especie a que se quede varada; al no rescatarlos pueden morir, además en Tabasco se han registrado hasta 39 grados en cuerpos de agua y no soportan tal temperatura, así como se han registrado temperaturas muy bajas entre los 22 y 23 grados, cuando se pone en riesgo su identidad física desde los 20 grados centígrados.

Cabe destacar que desde 2007 la Semahn se dedica a la conservación de esta especie y en 2018 se crea el Manatiario, que realiza recorridos de monitoreo para que no se queden varados, pues las madres a veces se comportan de manera extraña y dejan abandonadas a las crías.

Finalmente, señaló que deberá pasar un periodo largo para su liberación, el macho por ejemplo ya en este proceso, tiene 2.8 años y además, se proporcionan cuidados para la reproducción de la especie.

Entradas Recientes

Ver todo