• ALEJANDRA OROZCO

Levi, la mujer al frente de las empresarias

Las mujeres somos multitarea, y muestra de ello es nuestra invitada en esta ocasión, hablamos de la presidenta de la Asociación Mexicana de Mujeres Empresarias (Amexme) capítulo Tuxtla, Levi Miroslava Martínez Cruz, quien además es abogada, química y una gran mujer que anima a otras a salir adelante.


La Amexme nace en 1965, un 17 de noviembre, y de ahí ha formado hasta este momento 70 capítulos, de los cuales en Chiapas hay tres: Tuxtla, San Cristóbal y Tapachula, es una asociación sin fines de lucro que hace capacitaciones, reuniones, manteniendo cuotas bajas y organizando congresos, ahora hay uno internacional en puerta, que este año será en Marruecos, Levi fue al último que se realizó en Perú, sabe que tienen mucho de donde cortar y aprender.


“Es cuestión de encontrarle el lado bonito para desarrollarnos como empresarias, todas las mujeres somos emprendedoras por naturaleza, todas podemos ser empresarias, no necesitas un capital muy grande, yo empecé vendiendo frasquitos en el mercado, vivía en la tercera sur y veía una señora que vendía y empecé a buscar frascos y venderlos, luego la señora los revendía, yo era la proveedora, así empieza uno, mujeres y hombres tenemos la capacidad”, reconoce.

Para tener un negocio como el suyo, recuerda que empezó dentro de un sanatorio, y fue el doctor Jesús Gilberto Gómez Maza quien le dio su primera oportunidad, se acuerda perfecto de todo eso y de los médicos que la apoyaron en su momento, pues el trabajo de laboratorio no es fácil, tienen que dar calidad y los médicos no por ser sus amigos le van a enviar trabajo; ahora se han abierto muchos negocios de laboratorio, pero el de ella fue antes incluso de Solís Cancino, el químico Piña fue el que le cortó el listón, entre otras anécdotas.


“En esta pandemia de la que ya llevamos casi tres años, el miedo a que se enfermaran mis empleados o hijos me hizo cerrar, pero cerré menos de una semana porque la gente me llamaba y algunos de mis hijos se fueron a trabajar conmigo para operar de mejor manera, a la fecha no me ha dado COVID y mi hija que estuvo con muchos pacientes que incluso murieron no le dio, confío mucho en Dios y en la voluntad y ganas de servir, eso lo he aplicado a nivel trabajo, familia y en la asociación”, señala.

Levi reconoce que le dedica bastante tiempo a Amexme, pues tiene en su negocio un encargado, una química y a su hija que es la de mercadotecnia, así se puede dar su tiempo para las empresarias, y cuando no puede se le pide a las asociaciones si puede ir alguien en su lugar, a veces no lo permiten pero cuando sí, con mucho gusto, ya que son puras mujeres, eran 50 y ahora son 43, aunque empezaron 16.

“Son tres años que dura la presidenta, antes eran dos y te podías reelegir, es por elección, primero la socia manifiesta querer ser presidenta porque hay estatutos que nos rigen, debe ser una socia solvente, reconocida, con valores y otros puntos por elección de nosotras, hay que apoyarla porque no es fácil, yo soy consentidora pero necesitamos rigor, hay estatutos que ya vienen, debemos leerlos y aterrizarlos; desde 2006 pertenezco a esta asociación, la convocatoria para la nueva presidenta sale en abril y yo tomé protesta en julio, solo se vota por la presidenta”, explicó.

Lo importante es reconocer a las socias, y en este momento tan difícil este reconocimiento llega al corazón, ella considera que solas somos invisibles pero unidas invencibles, agarradas de la mano y juntas, por lo que hace una atenta invitación a quien se quiera unir, los requisitos para ser socia son tener un acta constitutiva si es asociación civil o estar dada de alta en Hacienda, para ser emprendedora todavía pueden pasar un año sin estar dadas de alta mientras hacen el papeleo, es muy necesario tener los datos de las socias, porque a ella como presidenta le toca llenar una base de datos para poner su historia y se puedan inscribir a cursos y capacitaciones.


“Entre lo más bonito que me ha sucedido está ser presidenta, me permite relacionarme, somos pocas mujeres al frente y nos sentimos muy bien, no son puros problemas, es bonito, para mí emprender ha sido fácil porque siempre estoy pensando en innovar, si veo que no me está yendo bien le busco, también tuve negocio en la costa de recolectar basura, he hecho de todo, me dedico a las rentas, siempre quise tener un hotel, aún no lo tengo, pero ahí vamos”, mencionó.

Muy pronto viene un cambio de presidenta y desea que todo fluya bonito, ella es muy creyente y siempre viene haciendo su rosario o conectada con Dios porque piensa que así te salen fáciles las cosas, esa es su manera de pensar, por lo que recomienda que no hay nada mágico o poderoso, lo tienes que hacer tú, sobre todo ahora que los tiempos no están buenos.