• RUBÉN PÉREZ

Necesario agilizar proyecto de geoparque en volcán Chichonal

Tuxtla.- Para preservar el volcán Chichón, expertos proponen la creación de un geoparque que abonaría al ordenamiento del turismo y en cuidar su regeneración natural, incluso de actividades productivas como la agricultura y la ganadería.



“Un geoparque no se trata de aprovechamiento si no de conservación. Alrededor del tema de goeparques hay mucha confusión y es algo que nos toca trabajar con las autoridades porque relacionan lo de ‘geo’ con geotermia y no tiene nada que ver”, explicó Silvia Ramos Hernández, directora del Instituto de Gestión de Riesgos y Cambio Climático de la (Unicach).


El lugar no necesita implementación de la geotermia con la cercanía de la presa hidroeléctrica de Peñitas, por ello, insistió en no relacionar las dos palabras, aunque parecidas, distan mucho en sus significados. “El geoparque es una forma de ordenar el turismo con beneficio social”.


Aunque en el caso del volcán Chichón aún no hay nada concreto debido a diferencias entre comunidades, “eso tiene que resolverse primero, porque debe ser un sitio seguro para el visitante y la Unesco no da una nominación si existe un conflicto”.


El volcán Chichón está en medio de Francisco León, Chapultenango, Pichucalco y Ostuacán, por ello la importancia de reunirse primeramente con las autoridades de los cuatro municipios y explicar lo que representa un geoparque, “es importante tomarlo en serio”.


Para la vulcanóloga, las comunidades tienen un gran beneficio en esto, “y nosotros como universidad y como Instituto, nuestra labor es solamente de ser asesores y la parte del monitoreo volcánico que es fundamental”.


Contrario a lo que sucede en el Tacaná, donde los lineamientos de Área Natural Protegida se ocupan para ordenar las visitas para prevenir la deforestación y las actividades agrícolas, el Chichón carece de normas.


“En cinco kilómetros a la redonda ya hay actividad como ganadería, y la idea sería que no suba el ganado más arriba pues causan inestabilidad en las laderas”.


Hace varios años, el volcán Tacaná y el Cañón del Sumidero fueron considerados para la creación de geoparques, pero al igual que el Chichón, están rodeados por varios municipios en los que la población, primeramente, debe ponerse de acuerdo.