top of page
  • AGENCIAS

No encuentra el ritmo en arcilla

Daniil Medvedev (N°6 del ranking ATP) es una de las grandes figuras del circuito masculino desde hace varios años. La consagración en el US Open sumada a la llegada a la cima del ranking meses atrás, lo terminaron de posicionar como una de las caras más reconocidas del tenis actual. Sin embargo, pese a su alto nivel, la historia de desamor que vive con las superficies lentas sigue colocándolo en situación de riesgo en parte del calendario para sus rivales.

De 2017 hasta 2020, es decir desde que se ubicaba en el puesto N°66 del mundo hasta su llegada al Top 5, el nacido en Moscú 27 años atrás se marchaba de Roland Garros -la gran cita del calendario europeo sobre polvo de ladrillo- en primera ronda sorprendiendo a extraños y conocidos.


¿Cómo era posible que un tenista de semejante carácter tenístico cayera ante oponentes ubicados 266°, 63° o 43° del ranking tan tempranamente en un Grand Slam? La respuesta la dio él mismo: "Mi juego no se adapta al polvo de ladrillo. Detesto todo lo que veo a mi alrededor".


"Compito en canchas duras o sobre césped durante ocho meses seguidos y después tengo que jugar en polvo de ladrillo por dos meses", agregó, quien, pese a su negativa alcanzó una definición ATP en Barcelona 2019. La historia con las canchas lentas se repite año tras año pero ahora, semanas antes del comienzo del calendario europeo, el ruso lanzó duras y sorpresivas críticas a la superficie de Indian Wells.


En el encuentro de tercera ronda contra Ilya Ivashka, Medvedev lanzó al umpire: "Voy a ir al baño tan lento como esta cancha, voy a tomarme 25 minutos. Esta pista es lenta, así que iré lentamente". Mohamed Lahyani, reconocido juez del circuito, en la silla, intentó mediar y recordarle que es un profesional y que debía aceptar las condiciones.

8 visualizaciones

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


Banner GOB.jpg
Cambio climático 950x125 copy.png
bottom of page