• ALEJANDRA OROZCO

Nuestro cuerpo, clave para aprender a amarnos

Tuxtla.- Es momento de la cuarta emisión de Estar Conscien7e, para la cual Lakshmi nos comenta que siempre nos enfocamos en lo que no tenemos o no nos gusta, pero tenemos vida y esa es una posibilidad enorme y grandísima, podemos durar semanas sin comer ni beber pero no podemos pasar más de tres minutos sin respirar, es el aliento de la vida, y cuando tienes vida tienes millones de posibilidades.


“Hoy vamos a hablar de cómo aprender a amarnos, hacernos conscientes de que estamos vivos y luego aprender a amarnos, exigimos mucho hacia afuera pero no vemos hacia adentro, si tú no sabes cómo amarte o cuidarte no te van a amar, nadie nos enseña cómo trabajar nuestras frustraciones o que todo el amor comienza desde e interior, el exterior es maravilloso y hay que aprender a recibirlo, si lo rechazas todos los extremos y excesos tienen un dolor y un daño, nadie nos enseña, llega un momento donde buscas crecimiento espiritual aunque normalmente es en un punto de quiebre, pero también hay gente que de pronto decide estar mejor, aunque también hay gente a la que nunca le pasa”, señaló.


La importancia de ello radica en que el pasado fue nuestro presente y este presente va a ser pasado, sin embargo tiene importancia porque hay un recuerdo, pero no te enganches; por ejemplo, cuando se grabó esta charla era cumpleaños de la mamá de Lakshmi, pero no se acuerda de ella con dolor, ha soltado ese pasado porque ella ya no está, pero Lakshmi sí y su amor también estará en su corazón, de otra forma no puedes ser feliz ni libre, lo responsable es mirar un futuro a corto plazo, si no nos perdemos, estamos hechos de ciclos pero debemos soltar.

“Nos cuesta trabajo amarnos porque no nos conocemos, tenemos que ir aprendiendo y no podemos tampoco reprochar a los que no nos enseñaron; nos criticamos, juzgamos, hacemos menos pero debemos respetarnos y desde ahí cambiar, no desde el odio, el cambio desde el odio es desgarrador pero desde el amor y la aceptación, porque me amo y quiero transformarme para bien es importante”, compartió.


Para esto, hay muchos decretos o programación neurolingüística, haciendo decretos positivos, a través de programaciones como “me amo, yo soy mi confianza, mi pilar, mi fuerza, la mejor versión de mi”, para luego respirar, soltar, no decirlo como periquito sino con pausas, respirando, soltando y diciéndolo con una convicción que todas las células lo creen, porque sí consideras que te amas, que eres tu mejor versión de ti y estás dispuesto a seguir cambiando, gracias a esto el cuerpo vibra, empiezas a cambiar, todo se va disipando, disolviendo para que verdaderamente creas que eres tu pilar y tu confianza.

“Mi hijo tuvo una ruptura y cuando tú la tienes, ya sea por el amor de pareja o por otras cosas, empiezan las ideas de que no soy suficiente, no valgo, entonces él empezó a no comer porque tu cuerpo no siente tu amor propio, tú eres su dios, tus células te ven como un dios y ¿te imaginas a dios rechazándote? Es exactamente lo mismo, nuestro cuerpo nos ama y hace todo para que sigamos vivos, siempre lucha para que estemos bien, y si lo rechazamos no estamos bien”, dijo.

Este es un maravilloso mecanismo de defensa para darnos cuenta, él tuvo un despertar de que nuestro cuerpo es un traje que te ama tanto que te cuida, te protege y hace que funcione todo tu sistema, tú eres el Dios de tus células, por lo que Lakshmi recomienda empezar a mandarles amor y agradecerles su funcionamiento, todas las mañanas levántate, date un abrazo y di “aquí estoy para cuidarte y gracias a ti estoy vivo y funcionando”, un gran poder de auto contención y así empiezas a amarte.