• LUCÍA TREJO

Piden al Estado mexicano que reconozca la existencia de las infancias trabajadoras


Instan al Estado mexicano a abordar la situación del trabajo infantil con políticas públicas, bajo un enfoque de derechos humanos que identifique y reconozca, sin criminalizar a las familias, las diversas poblaciones y formas de infancias trabajadoras que existen en el país, provocadas por las desigualdades, pobreza y violencia.


En México trabajan más de tres de cada 30 niñas, niños y adolescentes. Una consecuencia de la pobreza es tener problemas para conseguir comida, al menos dos de cada 10 niñas y niños en México viven con este problema, mientras que cuatro de cada 10 personas de 5 a 17 años de edad que trabajan, aportan algún ingreso al hogar y uno de cada cuatro niñas, niños y adolescentes que trabajan, lo hacen porque su hogar necesita de su ayuda.


La Red por los Derechos de la Infancia en México (REDIM) pide que se tomen en cuenta a los niños, niñas y adolescentes en la garantía a su derecho a la participación, mediante el desarrollo de espacios que les den voz y valoren las opiniones y reflexiones que tienen sobre los temas que les involucran y afectan. El llamado lo hace en el marco de la campaña 48 Días de Activismo para atender y visibilizar las diferencias entre infancias trabajadoras, trabajo infantil, explotación y trata de personas, a propósito de las estadísticas oficiales que revelan que más de un millón de niñas, niños y adolescentes trabajan en actividades peligrosas.


“Niñas, niños y adolescentes que trabajan y sus familias deben participar en un diagnóstico, diseño, implementación y evaluación de las acciones públicas. Las Comisiones Intersecretariales para la Prevención y Erradicación del Trabajo Infantil y la Protección de Adolescentes Trabajadores en Edad Permitida en México (CITIs) deben formar parte de las Comisiones del Sistema Integral de Protección de Niñas, Niños y Adolescentes (SIPINNA’s) a nivel estatal y municipal y las líneas de acción deben ser incorporadas al Programa Municipal de Derechos de Niñas, Niños y Adolescentes”.


REDIM cuenta con un documento que recoge las reflexiones de niñas, niños y adolescentes sobre la situación del trabajo infantil en México, fue construido a partir de sus propias experiencias, observaciones, opiniones y acceso a la información sobre trabajo infantil, esto como parte de una amplia línea de investigación.


"Pocas veces nos damos la oportunidad de escuchar a niñas, niños y adolescentes, de la misma manera que pocas veces les damos la garantía de derecho de opinar sus ideas, su pensar, su sentir y sus propuestas por falta de espacios para consultarles al no creerles capaces de tomar decisiones y el desinterés general de las autoridades hacia la niñez trabajadora”, expresó Tania Ramírez Hernández, directora Ejecutiva de la REDIM.


Para construir la versión de “Trabajo Infantil desde y para niñas, niños y adolescentes” REDIM, reunió a un total de 116 niñas, niños y adolescentes de 13 estados de la República, en edades entre 5 y 18 años, quienes asistieron a reuniones y participaron en las actividades donde compartieron sus experiencias, observaciones, opiniones y propuestas sobre la situación de las niñas, niños y adolescentes trabajadoras y trabajadores en México.


Por lo que informan que el trabajo infantil y el abandono escolar aumentaron durante pandemia del Covid, debido al impactó en las familias en contextos en desigualdad. En los últimos 20 años aumentó la cantidad de niñas, niños y adolescentes trabajadores. Es decir, el trabajo infantil se ha convertido en un espacio de protección para la niñez y la adolescencia frente a problemáticas como el reclutamiento por parte de grupos delictivos y del crimen organizado.


REDIM advierte que de mantenerse las condiciones de desigualdad, incrementará la deserción escolar y más niñas, niños y adolescentes se verán en la necesidad de trabajar.