top of page
  • ALEJANDRA OROZCO

Recetas artesanales para dar empleo y sustento

De manera general, a lo largo de la historia las mujeres hemos carecido de oportunidades de trabajo y sustento, sobre todo quienes se dedican solas a la crianza de sus hijas, por lo que un joven chiapaneco decidió apoyarlas a explotar su potencial.



Es Fabián Martínez Villar, quien a sus 26 años es fundador del proyecto Vilcas, a través del cual, madres solteras reciben capacitación para poder elaborar recetas de bebidas tradicionales para poder obetener ingresos y sacar adelante a su familia.

“La idea surgió el año pasado, a raíz de que tengo una nana que hace chocolate y desde que yo estaba en la universidad la apoyaba vendiendo, lo llevaba de La Trinitaria a Tuxtla solo para ayudarla a vender, desde ahí, más gente empieza a buscar su producto y el año pasado registramos la marca para conseguir más certificaciones”, señaló.

Desde 2019, realizan bebidas tradicionales de manera artesanal elaboradas por madres solteras después de ser capacitadas: tascalate, pinol, pozol en polvo, chocolate en diferentes presentaciones, avena con linaza y salsas enfrascadas al alto vacío, que les dan una oportunidad laboral.

“La receta es la misma, pero distintas mujeres entran por semanas a trabajar la mano de obra, en distintos horarios dependiendo de la demanda, estamos sacando una tonelada de tascalate y pinol al mes”, detalló.

Incluso, tienen un convenio con el Museo del Café donde exponen su producto estrella, café de altura elaborado en la selva de La Trinitaria con el que apoyan a 50 familias, un total de 250 personas en apoyo indirecto, así como la elaboración de los demás productos.

También han exportado a Canadá en pocas cantidades, la idea es colocar su producto en centros comerciales grandes y cadenas, pues sus productos han tenido muy buena aceptación en el mercado por su sabor, además de ser una empresa con valores que apoya a las familias.



“Mi visión siempre ha sido apoyar a las mujeres, que no solo sean empleadas domésticas, siempre he tenido cercanía con ellas y conozco sus necesidades, muchas de ellas se quedan solas sosteniendo una familia”, señaló.

Además, cuentan con un local en Tonalá donde ofrecen sus productos preparados, entre los que se encuentran el frappé de pozol o tascalate; lo que quieren es llegar a ser una empresa con presencia nacional que apoye a las mujeres y se sumen más modelos así en otros estados, explotando las diferentes recetas de cada lugar.

“Debemos ser responsables en enseñarles un oficio para que puedan tener un sustento aunque no sigan colaborando con nosotros, no somos celosos de nuestras recetas, queremos que ellas elaboren sus productos y todos ganen; una mujer vale más por su determinación para salir adelante”, comentó.

Villar considera que se ha menospreciado tanto a las mujeres, que no nos damos cuenta de su potencial, cuando la realidad es que no podríamos realizar lo mismo sin ellas, además de que son más leales y productivas que un hombre, desde su punto de vista.

De esta forma, pretende que su proyecto mezcle la preparación académica que ha llevado con una  visión humanista, para poder crecer como empresa con apoyo de las mujeres, que son el alma de todo lo que hacen.

 

269 visualizaciones

Kommentare


Banner GOB.jpg
Cambio climático 950x125 copy.png
bottom of page