top of page
  • ALEJANDRA OROZCO

Restaurantes en Chiapas serán “espacios azules”

Tuxtla.- De acuerdo con cifras del DIF Chiapas, 1 de cada 115 personas está dentro del trastorno del espectro autista (TEA), quienes cada día enfrentan una realidad distinta a la nuestra, porque son más sensibles a ciertos aspectos que para nosotros son normales, es por eso que buscan inclusión en espacios públicos y empatía por parte de la población.


En un conjunto de esfuerzos entre el DIF, restauranteros asociados a la Canirac y la sociedad en general, surgió la iniciativa Espacio Azul, para promover que dentro de los restaurantes haya espacios inclusivos para quienes están dentro del TEA, para esto ofrecerán la implementación de inhibidores de sonido, tener un asesor azul, seguir especificaciones al servir los alimentos, incluir elementos de seguridad en áreas de juegos como columpios vestibulares que se usan en terapia, menús con pictogramas, flyers informativos sobre este trastorno, entre otras.

Todos los afiliados a Canirac están convocados para que el mes entrante ya estén concientizados, en una primera etapa son 52 restaurantes de distintos municipios los que se han sumado, y es que la demanda es grande, pues el Centro TEA del DIF recibe más de 800 niños y adultos de todo el estado que llegan a terapia, por lo que seguramente hay más.


Por su parte, Walter González, conferencista que se encuentra dentro del espectro, dijo estar contento de fomentar estas condiciones, pues en su infancia pasó por muchas dificultades, ya que para alguien con TEA es difícil estar en entornos públicos, llega a ser estresante, doloroso, al haber personas gritando, música, no poder encontrar alivio o irse cuando quieran, por lo que muchas veces llegan a sufrir crisis dentro de restaurantes.


“A mi me pasaba muy seguido, me alteraba, no soportaba los entornos ya sea por la música, ruido o el espacio, las personas con autismo tenemos mucha sensibilidad, por tener los neurotransmisores alterados y percibir el entorno de manera diferente, somos más sensibles a alterarnos o nos catalogan como niños grandes, aún me pasa, en mi caso tengo mucha sensibilidad auditiva, estos audífonos me hubieran ayudado mucho cuando era niño, hay música que me causa mucho estrés; me alegra que los restaurantes se estén sumando a esta causa, y así los papás ya no tendrán que soportar críticas”, aplaudió.

El conferencista abundó que hay mucho más de lo que se ve a simple vista, dijo que solo vemos la punta del iceberg y no lo que está debajo del agua, ya que no hay una receta mágica, pues este trastorno te acompaña el resto de tu vida y lo más importante es generar inclusión pero sobre todo empatía al respecto.

14 visualizaciones

Entradas Recientes

Ver todo

Σχόλια


Banner GOB.jpg
Banner 950x125.jpg
bottom of page