top of page
  • EFE

Robo a productores de papa asciende a los 2,7 mdd en lo que va de 2023

Ciudad de México.- El robo a transporte por el crimen organizado ha golpeado a los productores de papa en México con la pérdida de 49,4 millones de pesos (unos 2,7 millones de dólares) en lo que va del año, reveló este lunes el presidente de la Confederación Nacional de Productores de Papa (Conpapa), Gerardo García.


De acuerdo con el líder de los productores agrícolas, tan solo en lo que va del 2023, han sido robados alrededor de 130 camiones de carga, mismos que portaban 30 toneladas de papa, cada uno.

García detalló que cada uno de estos camiones tiene un valor para el productor de 380.000 pesos, lo que equivale a una pérdida económica para los productores de 49,4 millones de pesos.

El presidente de Conpapa detalló que los pequeños productores, quienes representan el 60 % del total de la producción de papa en el país, son los más afectados por estos ilícitos.

“Son productores que no tienen condiciones para buscar medios de seguridad e incluso que normalmente no aseguran sus camiones”, compartió.

Además, García indicó que los robos a camiones se han incrementado “fuertemente”, con un comparativo anual superior hasta en 200 %, y señaló que el plagio de las mercancías representa pérdidas de hasta el 90 % para estos pequeños productores.

Identificó al Estado de México como el de mayor incidencia delictiva, seguido de estados como Tlaxcala, Puebla y Veracruz.

Asimismo, añadió que el cambio climático es un factor en contra de la producción de papa, pues explicó que la sequía en el país reducirá el volumen de producción de esta hortaliza.

Dijo que la producción caerá desde las 1,95 millones de toneladas en 2022 a 1,7 millones de toneladas al cierre de 2023.

Esto debido a que las cosechas de papas arrojaron productos más pequeños ante la falta de agua, perjudicando el volumen total de producción.

García esperó que con la cosecha de riego de los estados de Sinaloa y Sonora en febrero-marzo de 2024 se pueda alcanzar la normalización de su producción, pues incluso mencionó que este tubérculo se ha encarecido.

En este sentido, señaló que los productores venden el kilo de la papa hasta en 9 pesos, mientras que los distribuidores los elevan hasta en más de 300 %.

De acuerdo con datos de la Secretaría de Economía, la papa blanca alfa puede alcanzar hasta los 32 pesos en mercados, mientras que la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco) ha encontrado costos de hasta 46 pesos en supermercados de la capital Ciudad de México.

“Muchas veces parece que los productores de papa es el sector primario quien encarece y no, esto también se encarece a través de los distribuidores y finalmente les llega con un porcentaje hasta de un 250 a 300 % arriba al consumidor final de lo que le pagan al productor en campo”, concluyó.

bottom of page