• EFE

Rusia quita hierro a las explosiones en Crimea

Moscú/Leopólis.- Las explosiones en un aeródromo de la anexionada península de Crimea, calificadas como un accidente por Rusia, no han sido reivindicadas por Ucrania, que se distanció de una de las líneas rojas más sensibles para Moscú.


"Por supuesto, no tenemos nada que ver con eso", declaró el asesor presidencial ucraniano Mikhailo Podolyak al rechazar cualquier responsabilidad de Kiev en el incidente.

UCRANIA SE LAVA LAS MANOS

La víspera el Ministerio de Defensa de Rusia informó de una serie de explosiones en el aeródromo militar de Novofiódorovka, del distrito de Saki, en la zona occidental de la península anexionada en 2014, con un saldo de un muerto y 14 heridos, según los datos más recientes.

Aunque el experto militar ucraniano Oleg Zhdánov, citado por la agencia UNIAN, defendió la versión de que las explosiones podrían haber sido consecuencia de un ataque con misiles Harpoon o incluso con misiles ATACMS, suministrados en secreto por EEUU, las autoridades ucranianas prefieren marcar distancias al respecto.

Según Podolyak, las explosiones pueden haber tenido varias causas, desde una detonación accidental de municiones, como ha asegurado el Ministerio de Defensa ruso, hasta el resultado de una negligencia por parte de las tropas rusas.

Sin embargo, al ser cuestionado al respecto, no quiso descartar que hubiera sido una acción de "partisanos" que quieren la liberación de Crimea.

"Claro, las personas que han vivido la ocupación entienden que estos tiempos están llegando a su fin y necesitan manifestar su posición. La recuperación de Crimea es algo que tiene que suceder", dijo.

CRIMEA, PRINCIPIO Y FIN DE LA GUERRA

Por su parte, el presidente ucraniano, Volodímir Zelenski, aseguró en su habitual discurso diario que la guerra rusa contra su país "comenzó en Crimea y debe terminar con Crimea" liberada, y alertó de que no habrá una paz duradera mientras Rusia pueda usar ese territorio ucraniano ocupado en 2014 como su "base militar".


"La presencia de ocupantes rusos en Crimea es una amenaza para toda Europa y para la estabilidad global" aseveró al señalar que "la región del mar Negro no puede ser segura mientras Crimea esté ocupada".

El mandatario ucraniano añadió que "no habrá una paz estable y duradera en muchos países a orillas del mar Mediterráneo mientras Rusia pueda utilizar nuestra península como su base militar".

INFORMACIONES CONTRADICTORIAS

Moscú, por su parte, desde un principio, cuando la red se desbordó de vídeos con explosiones y personas huyendo en masa de las playas aledañas, llamó a la calma y pidió esperar los informes oficiales, que no tardaron en confirmar que se trató de un accidente debido a una violación de las normas de seguridad.

El estadounidense Instituto de Estudios de la Guerra (ISW), constató que "el Kremlin tiene pocos incentivos para acusar a Ucrania de los ataques, ya que esto demostraría la ineficacia de los sistemas de defensa aérea rusos".

El ISW admitió que no tenía información suficiente para definir la causa precisa de las explosiones, pero señaló que "la aparente simultaneidad" de estas "probablemente descarte la versión oficial rusa de un incendio accidental".

Algo que "no descarta ni el sabotaje ni el ataque con misiles de largo alcance", añade.

"Ucrania podría haber modificado sus misiles Neptun para su uso en ataques terrestres (como lo han hecho los rusos con los misiles antibuque y antiaéreos), pero no hay evidencia que respalde esta hipótesis en este momento", conjeturó el ISW.