top of page
  • RUBÉN PÉREZ

“Tenemos miedo”: Gabriela, migrante venezolana

Tuxtla.-  Algunos migrantes descansan, envueltos en sábanas o colchas, en el piso del Auditorio Municipal de Ocozocoautla de Espinosa; otros, los más jóvenes o niños, juegan futbol en la cancha; una madre abraza a su pequeña hija y, por momentos, la impulsa hacia arriba con sus brazos.


Es el ambiente que se vive en ese espacio, luego de que un grupo de entre 300 y 400 migrantes, la mayoría de Venezuela, decidiera emprender el viaje, a pie, de Tuxtla Gutiérrez hasta ese Pueblo Mágico, con el objetivo de, primero, llegar a la Ciudad de México y luego al norte.

Pese a que atravesaron un camino que ha sido escenario de una lucha entre cárteles y donde incluso los hostigan elementos de la Guardia Nacional y de Migración, su meta es no parar hasta cruzar a los Estados Unidos.

Gabriela, venezolana de origen, decidió salir hace un mes de su país, junto a su hija, pues como ya no obtenía el recurso económico suficiente para satisfacer todas sus necesidades. Desde hace una semana, está en tierras chiapanecas.

Para ello, recuerda, su travesía ha sido complicada, pues confiesa que “la Migra” les complica el avance por México, “pues tú puedes avanzar tres poblados, pero te regresa cinco, nos complica todo”.

De lo que está convencida, dice, es que ya no puede regresar a su nación, debido a que, acepta, tiene un gobierno dictador, “el sueldo ya no alcanza, el presidente y su gabinete no hacen nada. No es que uno quiera irse, es que el gobierno te obliga”.


Como madre soltera, augura que pueda alcanzar su objetivo y poderle dar una mejor vida a su hija, quien acaba de egresar del bachillerato y desea estudiar la carrera de Fisioterapia. A pesar de que era auxiliar contable en una empresa, el sueldo era insuficiente, insiste.

“Tenemos miedo, porque siempre el hecho de salir de tu casa eso implica, aunque aquí, en este pueblo, la gente se ha portado muy bien”, manifiesta Gabriela, quien insiste que, en este país, el problema es la autoridad migratoria.

Según los migrantes varados en Coita, emprenderán el recorrido este viernes, por la mañana, para avanzar lo más que puedan y así llegar a la Ciudad de México.

Gabriela no ha contemplado quedarse a radicar en México, aunque insiste en que su objetivo, por el momento, no lo ha cambiado: llegar a los Estados Unidos.

Mientras tanto, al Auditorio Municipal de Coita arriban ciudadanos que llevan comida, agua, ropa, calzado y hasta una palabra de fe a quienes dejaron sus países en busca de mejores oportunidades, como Gabriela.

15 visualizaciones

Comments


Banner GOB.jpg
Cambio climático 950x125 copy.png
bottom of page