top of page
  • RUBÉN PÉREZ

Tortilleros se manifiestan ante la Profeco

Tuxtla.- Hasta en 20 pesos podría aumentar el precio por cada kilogramo de tortilla, si instancias como la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco) no hacen su trabajo y le ponen un alto a empresas harineras como Maseca que ya anunció el cuarto aumento del año al precio de la tonelada de harina, manifestaron empresarios tortilleros de Chiapas.



Durante una protesta en la entrada de la Profeco en esta ciudad, los inconformes, provenientes de diferentes regiones de la entidad, aclararon que a partir del 1 de junio se anunció un alza de 2 mil pesos a la tonelada de harina, por lo que ésta alcanzaría los 17 mil pesos.


José Ramón Salazar, en voz de sus compañeros y compañeras, explicó que esto los obliga a elevar de igual forma el costo de su producto, el cual puede aumentar hasta 18 o 20 pesos, “y esto es un asunto grave, porque la Profeco no está haciendo su labor, y al final de cuentas la sociedad nos tacha a nosotros como los malos de la película”.


Evidenció que las compañías como Maseca o Minsa les han aplicado tres aumentos en la harina, uno de ellos de hasta 950 pesos, “de enero a la fecha el incremento a la tonelada es de 2 mil pesos, ahora súmenle otros 2 mil pesos… el más afectado es el pueblo, que no podrá pagarlo”.



Lamentó que la Profeco se enfoque en presionarlos a ellos como industriales de la masa y la tortilla, cuando su trabajo lo debería hacer con las harinearas o las empresas que se dedican a la venta de gas LP, pues de forma constante presentan aumentos exagerados en sus insumos.


“Nosotros quedamos como los más vulnerables, y no nos queda de otra que subirle, pero lo más triste es que luego a nosotros nos tachan de hambrientos, pero no nos dejan otra opción”, reconoció Salazar, quien afirmó que buscarán el respaldo de otras instancias, incluso nacionales, para “blindarse” ante esta escalda de precios a los insumos que ellos requieren para hacer la tortilla.

bottom of page