• MARIO AQUINO

Tres reyes, tres regalos, un objetivo

Tuxtla.- Se considera que estas fechas nos encontramos en épocas llenas de magia, principalmente esta ideología se da bajo el concepto de una sociedad basada en tradiciones, la cual aún sigue tomando en cuenta diversas historias que han perdurado por generaciones, me refiero al día de reyes, una fecha esperada por muchos, pero pocos conocen su origen. Se basa principalmente porque el Evangelio de San Mateo, narra que unos magos llegados de Oriente fueron guiados por una estrella para que adorasen al rey de los judíos que acababa de nacer, pero ¿En realidad fue así cómo pasaron las cosas?.


Cada 5 de enero la emoción y nerviosismo de muchos infantes se hace notar pues están a punto de llegar los regalos que le han pedido a los reyes magos, portándose bien todo el año para que estos cumplan sus deseos; pero que curioso que la única referencia que se tiene de ellos es la cita bíblica del Evangelio de San Mateo, donde ni siquiera se hace mención a sus nombres, entonces ¿Cómo sabemos que estos se llaman Melchor, Gaspar y Baltasar?


La historia relata que los magos provenían de Oriente para rendirle homenaje al nacimiento de Jesús Nazart, para esto entregarían regalos de gran riqueza simbólica, entre ellos estaba el oro, incienso y mirra. Aunque se dice que cuando Herodes el grande se entera de su misión, los mandos a llamar para interrogarlos, haciéndoles prometer que cuando hallarán al niño se lo comunicaran para que él pudiera también pudiera adorarlo; pero los tres reyes tras la entrega de los obsequios fueron advertidos por una ángel que no volvieran al palacio de Herodes, debido a que sus intención era acabar con la vida del recién nacido.


En los evangelios apócrifos que se denominan un genero literario durante el cristianismo primitivo la encargada de contar la historia del movimiento, tienen mayor descripción de los personajes, pues aquí el termino “mago” se interpreta como un sinónimo de astrólogo, un sabio que puede a travez de la lectura de estrellas predecir acontecimientos. El padre de la iglesia en el siglo III conocido como Tertuliano creyó encontrar un escrito en el antiguo testamento que decía: “Que los reyes de Sabá y Arabia le traigan presentes, que le rindan homenaje todos los reyes”; y el hecho de que fueran tres, se vincula con la santísima trinidad.


El origen de lo que conocemos actualmente como “reyes magos” tiene una larga tradición medieval, se describe en la pieza literaria española del siglo XII, la cual se llamó Auto de los Reyes Magos, aquí es donde los llaman: Melchor, Gaspar y Baltasar, definidos como steleros o astrólogos, sus nombres aparece por primera vez en el mosaico del siglo XVI en la basílica de San Apolinar el Nuevo en la ciudad de Ravena Italia, por último su adoración fue motivo pictórico donde su máximo esplendo fue en el renacimiento.