• AGENCIAS

Holanda a la final de la Liga


Holanda, en los últimos años al margen de la elite del fútbol internacional, consolidó el resurgir que aventuraba su nueva generación con un triunfo ante Inglaterra (3-1) y la clasificación para la final de la Liga de Naciones, que disputará el domingo contra el anfitrión, Portugal.

Los aparatosos fallos de la defensa de Inglaterra desequilibraron el duelo. Los despistes de Harry Maguire y Ross Barkley en la prórroga facilitaron el triunfo orange.

El conjunto orange, incapaz de clasificarse para el Mundial de Rusia 2018 y para la Eurocopa de Francia 2016, rentabiliza el talento de una brillante camada, asentada ya en la competición del alto nivel.

La capacidad del fútbol de Holanda, amparada por el núcleo duro del Ajax que se exhibió en la pasada edición de la Liga de Campeones, se trasladó hasta la selección. En Portugal, frente Inglaterra, se reafirmó.

El cuadro de Ronald Koeman reaccionó a pesar del dominio inicial de su rival, que se situó, además, por delante en el marcador. Pero el cuadro de Gareth Southgate, que dejó en el banquillo de inicio a Harry Kane, que saltó al campo tras el descanso, pagó los graves errores, en momentos clave, de su defensa.

Y eso que el arranque inglés fue prometedor. Los 'pross' aprovecharon la dinámica de sus jugadores, muchos de ellos con la actividad reciente por su presencia en las finales europeas que acapararon los equipos de la Premier.

Entró mejor al partido y a la media hora ya tenía encarrilado el marcador después de que Marcus Rashford aprovechara un hueco en la zaga de Holanda para encarar la meta de Jasper Cillessen. El delantero del Manchester United fue trabado dentro del área por Matthijs de Ligt. El propio Rashford transformó el penalti.

#Holanda #LigadeNaciones #2a

Entradas Recientes

Ver todo