top of page
  • AFP

Altos de Chiapas una bomba de tiempo


En la zona altos de Chiapas en el interior de las comunidades indígenas se genera un sin números de conflictos sociales, de todo tipo pero principalmente los conflictos territoriales, políticos y religiosos son los que han marcado a las zonas indígenas. Una de las cosas que caracterizan los conflictos sociales en las comunidades indígenas es que no esperan la intervención de las autoridades sino son ellos mismos quienes toman “justicia” o acciones. Al final los más vulnerables son los más afectados. Recientemente estallo otra bomba ahora en Pantelhó. Derivado al conflicto, desplazados de Pantelhó y Chenalhó unieron esfuerzos para crear el grupo civil armado de autodefensa llamado “El Machete”, con el fin de expulsar de sus territorios a las organizaciones del crimen organizado. Esto se dio el pasado 11de julio, realmente parece ser un colectivo sólido.

Los integrantes de “El Machete” se armaron en rechazo a la violencia perpetrada por grupos del crimen organizado, quienes llevan años sometiendo a la población civil, con la presunta colusión de autoridades locales de Pantelhó, gobernada por el Partido de la Revolución Democrática (PRD).

Lo que ante esta situación y otras más de conflictos políticos en los altos de Chiapas señalan es la falta de garantía de parte de las autoridades estatales y federales por ello mismo han tomado ciertas acciones o en este caso, forman un grupo para que ellos acciones ante esta problemática. El pasado 12 de marzo, un grupo criminal asociado a la presidencia municipal de Pantelhó habría asesinado a 12 personas, incluyendo un niño, según denunciaron grupos de derechos humanos en un comunicado conjunto tras el asesinato del activista Pérez López.

En otro incidente registrado a inicios de mayo, "el grupo criminal llegó a la comunidad San José Buenavista Tercero, municipio de Pantelhó, asesinaron a una persona de sexo masculino y desplazaron a los habitantes de la comunidad", aseveraron los colectivos. Asimismo, el grupo “El Machete” denunció que unas 200 personas han sido asesinadas desde hace veinte años.

Por ahora los desplazados de Pantelhó y Chenalhó han retornado a sus comunidades, pero se mantienen un ambiente hostil y no hay confianza de paz por la otra parte. Ahora la pregunta es la siguiente: ¿realmente es positivo para la comunidad la creación de dicho grupo? Porque al menos recordemos lo que dijo hace unas semanas nuestro Presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador, porque al menos el expresó su desacuerdo con la conformación de esta agrupación civil armada.


"Eso no debe aceptarse, nosotros no estamos de acuerdo con eso porque el Estado tiene la obligación de garantizar la paz y la tranquilidad", declaró el mandatario.

"No se puede hacer justicia por propia mano, nadie puede hacer eso, eso es ilegal y eso no debe aceptarse. Nadie debe armarse para enfrentar una supuesta situación de inseguridad", agregó López Obrador. Entonces si es necesario que las autoridades pongan mano dura sin temor, analizar esta situación y al menos plantear estrategias para recobrar La Paz de las comunidades indígenas, tomando en cuenta además que etos conflictos también bloquean el turismo y la economía chiapaneca, porque al final son las consecuencias de sus manifestaciones pero ante este clima que se vive en Pantelhó, es peor porque es una bomba que amenaza en estallar y se derramará mucha sangre.


bottom of page